top of page

Abundancia - Encuentro # 6 - Criptomnesia / Vínculo con la Abundancia del Universo

Actualizado: 28 sept 2021


La envidia como el despertar de talento


He sido descalificado en muchas conversaciones cuando he dicho la frase: la envidia es el descubrir en el otro los talentos dormidos en mí”


Tendría que unir muchísimos conceptos. El hecho que sea uno de los pecados capitales ha tenido en Occidente una juzgación de sombra que nace desde el envidioso Caín, y que convierte a este sentimiento en un potencializador de la ira.


Pareciera ser que el hombre contemporáneo cree que la envidia es un síntoma que tiene una sola posibilidad. En realidad, si fueras a la conciencia de que sólo ves en los otros aquello que ya está en ti, comprenderías que la envidia es el ruido del despertador de los talentos.


Podría hablar de mil conceptos de la envidia. Cada religión, cada doctrina, tienen una forma de tratarla, pero ninguna le da armas al ser para saber qué hacer con ella.


El consejo de la bioenergía es que cuando la sientes, estás despertando una capacidad, y que es necesario accionar rápidamente, porque permanecer en la sombra es aceptar vivir donde radican los deseos más viles y las tendencias más crueles.


Pasar la prueba de la envidia es superar la escala estático-dinámica del talento, y sólo puedes transgredirla cuando entiendes que el talento que se despertó es para superarte a ti mismo.


Es importante que una vez que se detecta el talento propio en el prójimo, soltar el objeto del despertar y actuar haciendo lo máximo posible con la nueva conciencia talentosa.


El talento es lo que brilla.


El trabajo del ser en la meditación es darse cuenta del brillo de su talento, y accionar en sacar y soltar todo lo que la domesticación construyó, ya sea por miedo o excusa de protección que limita el territorio. El talento es el brillo en expansión sin límite.



Educar a los hombres no es como llenar un vaso. Es como encender un fuego. Aristófanes.



La única manera de romper la hipnosis del condicionamiento social consiste en cuestionar lo que se da por sentado, lo que la gente asume como verdadero. Deepak Chopra



Cripta colectiva universal


¿Existe el plagio? ¿El creador es dueño de lo creado? ¿Todos somos Prometeo en la culpa, o somos chamanes con la incertidumbre de dónde estamos conectados? ¿Realmente estamos conectados con lo desconocido, o somos seres despertando lo no recordado?


*

Criptomnesia significa, literalmente, la memoria oculta . El término fue acuñado por el profesor de psicología Théodore Flournoy (1854-1921) y se utiliza para explicar el origen de las experiencias que la gente cree son originales, pero que en realidad se basan en los recuerdos de los acontecimientos que han olvidado. Parece probable que la mayoría de las llamadas regresiones a vidas pasadas inducidas a través de la hipnosis son confabulaciones alimentadas por la criptomnesia. Por ejemplo, los recuerdos hipnóticos de Virginia Tighe sobre Bridey Murphy de Cork, Irlanda (Bridie Murphey Corkell), si no deliberadamente fraudulentos, son más probablemente recuerdos de los acontecimientos que sucedieron durante su vida pero que ella había olvidado. Del mismo modo, los recuerdos de “vidas pasadas” de Ann Evans, producidos bajo hipnosis por Arnall Bloxham, eran seguramente confabulaciones producidas inconscientemente.

La criptomnesia también puede explicar cómo los aparentes plagios de personas como Helen Keller o George Harrison de los Beatles podrían ser en realidad casos de memoria oculta. Harrison no tuvo intención de plagiar el “He’s So Fine” de Chiffon en “My Sweet Lord”. Tampoco Keller tuvo la intención de plagiar “The Frost Fairies” de Margaret Canby cuando escribió “The King Frost”. Ambos pudieron ser simplemente casos de pérdida de recuerdos conscientes de sus experiencias con las obras en cuestión.

El primer caso registrado de criptomnesia ocurrió en 1874 e involucró a William Stanton Moses, un medium que, durante una sesión de espiritismo, afirmó estar en contacto con los espíritus de dos hermanos que habían muerto recientemente en la India. Las muertes fueron verificadas, pero “la investigación mostró además que la necrológica fue publicada en un periódico seis días antes de la sesión de espiritismo y toda la información de la necrológica se dio en la sesión de espiritismo y no se añadió nada más.”


*

El filósofo alemán Friedrich Nietzsche es otra de las víctimas de la criptomnesia. Un fragmento de Así habló Zaratustra fue copiado casi palabra por palabra de un libro escrito 50 años antes. La curiosa coincidencia fue detectada por el psiquiatra Carl Jung, quien escribió a la hermana del filósofo para confirmar sus sospechas. Ella admitió que, efectivamente, Nietzsche había leído aquel libro... a los 11 años.


Son varios los casos que el ser humano ha estudiado y lejos de llamarlos coincidencias este término es interesante para la conciencia porque nos permite soltar desde la gestación, lo creado para que evolucione en lo colectivo. Es un trabajo del Pater soltando a la prole, y si analizamos la situación de que un Pater suelte al prole estaríamos hablando de la democratización desde el punto inicial de la creación de algo.


¿Somos dueños de algo?


Sin trascendencia la vida carece de belleza. Para vivir una vida plena, es necesario traspasar todas las fronteras. Deepak Chopra


La esencia del universo es la abundancia


¿Cómo vamos Terrícolas? Somos un micro-universo dentro del macro Universo. Somos prácticamente una maqueta de la creación, una gota de agua del mar.

Fuimos hechos a imagen y semejanza del Creador. En esencia somos perfectos, pero en conciencia, estamos aprendiendo a serlo. Tenemos que generar nosotros las conexiones con esa Esencia Perfecta, Divina.

La esencia del Universo es la Abundancia, la Provisión infinita y por lo mismo es también la nuestra.

Cuando hablamos de abundancia (Provisión) pensamos siempre en dinero. Pero no tiene que ser precisamente así. Hay mucha gente que lo tiene todo, que tiene la vida más cómoda y feliz y sin embargo no tiene mucho dinero en sus cuentas de banco y quizás a veces tampoco en los bolsillos.

Sin embargo, es gente que tiene desarrollada la Conciencia de Abundancia (Provisión). Es gente que está abierta a que el Universo la provea de mil maneras y por lo mismo, siempre todas sus necesidades están cubiertas. Y no sólo necesidades básicas. Obtienen todo lo que desean.

Nuestro error es creer que nuestros canales de provisión son fijos. Estos "canales fijos" pueden ser nuestro trabajo, nuestros papás, nuestra pareja, etc. y no es así. Mientras tenemos esta falsa creencia, vivimos con la angustia de perder lo que tenemos en el momento y estas emociones son las que cierran la entrada al flujo de la abundancia.

¡Y lo importante no es el canal sino la fuente!

La esencia de la vida es también el movimiento, el cambio. Tarde o temprano nuestra vida cambia, pero quien tiene desarrollada la conciencia de abundancia-provisión, la mantiene bajo cualquier circunstancia. Una vez establecida la conexión de manera consciente, jamás vuelve a perderse.

Nos volvemos parte de esa fuente inagotable y se manifiesta de miles de formas en nuestra vida.

Todo en la vida se aprende. Quizás crecimos con ideas de carencia, de enfermedad, de inseguridad, de soledad de las que no estamos conscientes, pero si de alguna manera, estas se han manifestado en nuestra vida, es porque existen.

Somos como una computadora. Sin darnos cuenta le vamos metiendo a la mente información de todo tipo, la mayoría basura. Esta se almacena en folders y cuando nos enfrentamos a situaciones similares a las del pasado, el programa se activa en automático y responde a partir de la información basura.

Por esto mismo, debemos comenzar por tomar conciencia de con qué alimentamos nuestra mente, al igual que hacemos con nuestro cuerpo físico.

Tenemos que comenzar a asumir nuestro poder de creación para poder dirigirlo conscientemente hacia donde nosotros queramos....

Haz memoria.... ¿Te dejan algo bueno, constructivo, creativo, una sensación de alegría y plenitud el cine, la t.v. que acostumbras? ¿Las noticias, las revistas, los libros, los lugares, la gente?

Tu mente es siempre la semilla de tu realidad. Tu mente se expresa a través de tus pensamientos.

A meditar un poco al respecto y le seguimos mañana.

¿Alguna duda?

¿Te gustó esto? Agradécelo al universo y compártelo con alguien más. Que se riegue la información que nos libere de la ignorancia...

Chavo Nueva Tierra


La conciencia temporal surge cuando tocamos el propio ser por la imagen del ser. Esta imagen es una máscara social, un disfraz protector tras el cual nos ocultamos. En ese tiempo ligado a la consciencia, nuestra conducta siempre sufre la influencia del pasado, y de la ansiedad y el miedo al futuro. La conciencia del tiempo está siempre cargada de culpa y de pena, y tiene sus raíces en el temor. Deepak Chopra

Ser…


La conciencia del ser es…


El regreso a la naturaleza africana.

Ser conscientes de la alegoría de la caverna de Platón.

Resignificar el parásito chamánico.

La incertidumbre sufista.

El camino interno hinduista según Kundalini.

El despertar junguiano.


la conciencia


Es un camino de posibilidades infinitas, atemporales, o de infinitos tiempos.


Cada vez que despiertas, entras a otra mamushka, pero ¿hacia dónde estás caminando?

¿Conoces la dirección?

¿Los otros mundos son internos o externos?

¿Son sentidos o pensados?

¿Son pasados o futuros?

¿Son efímeros o eternos?

¿Cuál es el camino?

¿Hay un paso a paso?

¿Hay decisiones?

¿La conciencia, qué es?

La palabra conciencia viene del latín: conscientia, que significa estar consciente del bien y del mal. Está formada por el prefijo con, que significa convergencia o reunión. Scientia, que quiere decir ciencia. Dsciere, que significa saber. Fue creada por Cicerón o Séneca para traducir la palabra griega Syneidesis, formada por el prefijo griego Syn, que significa: con o unión. Eidesis, que expresa la idea de capacidad imaginativa.

La conciencia es el acto psíquico mediante el cual una persona se percibe a sí misma en su realidad. Es el camino hacia la esencia. Es la reflexión de las verdades. Es el punto de conexión con la filosofía universal. Es la que integra desde lo consciente a lo no consciente. La filosofía considera que la conciencia es la facultad humana para aceptar las oportunidades, y observar la causa y el efecto teniendo en cuenta la observación ecuánime de la realidad obtenida. Te podrías hacer muchas preguntas cuando incorporas una actitud en conciencia, pero lo primero que resignificas es la ética. Conciencia de ser, no es nada más ni nada menos que tomar a la ética como un potencial, o bien como un talento de tu interior. La ética es vista como una posibilidad de comportamiento posible, y su definición fue resignificada a través de las experiencias en los grupos de bioenergía.

Siempre que tomas conciencia del ser te das cuenta que eres como una oruga, atrapada adentro de una caverna, adentro de una torre, encadenada por los miedos, aprisionada en zonas de confort, actuando en exageración y ocultamientos para no mostrar la verdad, dormido en un sueño de obligaciones. Cuando conectas a tu fibra más íntima la conectas a través de la meditación, y de esa forma sales de la creencia concéntrica, sales del poder del ego, tomas conciencia del universo infinito, sueltas el juicio y te aceptas como creador en la ilimitada incertidumbre universal.


El profeta védico afirma: “No me preocupa el pasado y no le temo al futuro, pues mi vida está por entero concentrada en el presente y, a medida que se presentan las situaciones, las respuestas acuden a mi”. Deepak Chopra


Somos luz

Somos luz, sólo eso; pero para ser luz tenemos que entender que también somos “no luz”. Compartamos esto: en la oscuridad existe la luz. Que no se mire con visión oscura. En la luz existe lo oscuro, que no se mire con visión luminosa. Luz y oscuridad crean oposición, más dependen una de otra como el paso de la pierna derecha depende del paso de la pierna izquierda. Honra a la oscuridad como a la luz, así iluminarás tu oscuridad.

Carl Gustav Jung.



renuncia o transformación


Haz un ejercicio. El próximo texto léelo de dos formas. Primero con el verbo renunciar, y después con el verbo transformar. Y ve qué sientes en tu interior.


Renuncio a la fascinación de la tristeza que atrapa y a la soledad que deprime; a perder un solo día de mi vida, excepto que así lo decida para descansar o digerir aquello que me ha golpeado o necesita su proceso.

Renuncio a contener y prohibirme la plena libertad de expresión, sea para protestar, gritar, llorar o reír con todas mis ganas.

Renuncio a las viejas creencias y doctrinas propias y ajenas que han ahogado o impedido mi creatividad ilimitada.

Renuncio a la vacilación, al desgano, a la postergación, a la adicción de la dependencia de otros para usar la plenitud de todos mis recursos infinitos, para verme motivado, contento y satisfecho conmigo mismo.

Renuncio al llanto fácil, a la autocompasión, como al hábito de adjudicar mis desdichas al prójimo.

Renuncio a olvidarme por costumbre de mis necesidades de descanso, diversión, esparcimiento, que me llevó a la confusión, al accidente o a la enfermedad.

Renuncio a ignorar la música y a postergar mis ganas de saltar, correr, caminar, pasear y bailar hasta el agotamiento

Renuncio a todas las cuadraturas mentales y arcaicas convicciones que me han impedido desnudar con entusiasmo, sin vergüenza alguna, mi cuerpo, mis deseos, mis pensamientos y proyectos.

Renuncio a enjuiciar, a condenar impulsivamente, a buscar chivos expiatorios; todos cometemos errores que debemos aceptar y perdonar, para amarnos sin restricciones, otorgando amor, sin dudar, a todos nuestros semejantes.

Renuncio por ello a los títulos que califican como honestos y nobles a quienes aparentan respetar postulados humanísticos, mientras marginan enfermos, villeros, homosexuales, extranjeros o a personas devotas de otras ideas y creencias.

Renuncio a la preocupación económica, a la desesperación, a la impaciencia, para dar lugar a la confianza en mis futuros créditos e ingresos, a la serenidad y a la paciencia, a sentirme víctima, para descubrir sin acusarme, como fui responsable en mi percance, desdicha, enfermedad o accidente, para encontrar por fin, a mi propio verdugo interior, que me ha llevado a perder, a impedir mis ganancias, mi salud, mi bienestar.

Renuncio a toda acción o pensamiento que manipule u oprima la libertad propia o ajena.

Renuncio a la depresión indiferente o activa para aprender y enseñar comportamientos ecológicos, con la intención de cuidar la naturaleza y a todos mis hermanos terrestres.

Renuncio a toda forma franca o encubierta de hostilidad, indiferencia, desamor e hipocresía para comunicar y exaltar todas las conductas de amor, respeto, generosidad y asistencia de mis contemporáneos.

Renuncio a todas mis tendencias mortificantes para dar plena expresión a mis facultades e infinita energía que me saturan de equilibrio, salud y vitalidad.

Renuncio a la idiotez que me conducía a la excusa, a la incriminación gratuita, a la violencia irreflexiva, a la subestimación personal, que postergó el conocimiento de mis cualidades humanas, mi aptitud innata para encontrar respuestas, mi excelencia para hallar soluciones, la maravilla divina que disfruto para hallar soluciones, la maravilla divina que disfruto como ser humano para superar obstáculos, en principio insalvables, convicciones que hoy me permiten asumir mi total responsabilidad ante esta vida mía, que ahora y en cada instante, decido vivir en plenitud.

Extraído de la web.



Entradas Recientes

Ver todo

Cuento Sufí, "La Vaca"

Un maestro paseaba con su discípulo cuando, de repente, vio a lo lejos un sitio de apariencia pobre y decidió visitarlo. Durante la caminata le comentó a su discípulo que era muy importante realizar v

Comments


bottom of page