top of page

Acción, dinamismo como conciencia de potencia


La conciencia potencializadora es la conciencia de lo que eres materialmente, y al ser cuerpo material, te das cuenta que el cuerpo es la acción de la conciencia.

Es importante adquirir conciencia de la paridad natural. No hay escalas. Todo en la naturaleza tiene una igualdad. Hace falta romper con la postura superior de la especie humana sobre el resto de las especies. Pero el ser humano tiene diferencias con las otras especies, una de ellas es el tamaño de su lóbulo frontal.

Hay que dejar de ver al estado físico como el estado inferior de la escala y ver que en éste, es decir en el cuerpo, tenemos la experiencia del aquí y ahora, física, emocional, mental y en las creencias.

El cuerpo es el que te permite la acción en todos los estados del ser.

Dentro de los centros energéticos hinduistas, es en el centro raíz donde tal vez se encuentre uno de los verbos más verdaderos y reales, el verbo “hacer”. Éste es el dueño de la fuerza, del entusiasmo y el iniciador de los caminos hacia la posibilidad.

Sería interesante que lo resignifiques por su ubicación corpórea y por su cercanía con las glándulas gónadas, ya que la función de éstas es la de energizar, limpiar y vaciar al cuerpo.

Tal vez el verdadero estado del cuerpo es el vacío, y si esto lo llevas al micromundo atómico, no estarías lejos de la verdad. ¿El cuerpo es vacío?

Toda la energía raíz tiene que ver con el mundo material, pero primero tienes que plantearte que en la disminución de tus sentidos, tu visión no capta toda la información. Entonces, podrías preguntarte: ¿la visión de la verdad raíz es más cercana a la incertidumbre que a la certeza real?

Este centro está ubicado en la parte más baja de la columna. Su color es el rojo (de acuerdo a la escala hinduista), emocionalmente dinámico, da confianza, respeto y fuerza física. Maneja la última parte del sistema digestivo; psíquicamente produce la limpieza del ser, imanta a los demás centros y les da velocidad. Religiosamente tiene similitud con espíritus terrenales. Es conciencia materializadora.

Cuando meditas con el chakra raíz debes tener en cuenta que tiene el contacto con la tierra, es lo más humano que tienes. Meditar con él es encontrarte en el planeta, tal vez sea lo más similar a lo que el chamanismo sudamericano llama Pachamama (concepción europea medieval incorporada en la colonización)

Este centro, el que limpia tu cuerpo, te conecta con una profundidad que a veces está juzgada de material y/u oscura. Los alquimistas en esta zona encuentran lo que llaman “estiércol”, considerado como el abono que hace falta en el sembrar y el crecimiento en la luz. Observa como una orquídea o unos lirios son flores con aromas y belleza que se nutren de eso llamado “estiércol”.

Es maravilloso observar en las culturas africanas, como éstas hablan de la similitud de esta energía con los pueblos de Bara y los Exus, pueblos caminantes de caminos, que a veces son juzgados como materialistas; pero lo más importante es que son dueños de la fuerza material-corpórea.

También los chamanes lo consideran similar a la Pachamama, que sería el símbolo y el signo de la fertilidad terrenal. Pachamama significa madre tierra. Por eso cuando concentras tu atención en este centro energético, una forma de energizarlo y activarlo es pensar que es como un planeta esférico de lava preparada para evolucionar naturalmente. También puede ser energizado en el dinamismo de la atmósfera natural.

Sería importante que comprendas que la conciencia de potencia es el centro energético raíz, expandido a todos los estados del ser.

Es quien te transmuta lo bélico, por eso muchas escuelas, a veces mediante inspiraciones, lo llevan a un tamaño macro para poder generar una burbuja de transformación.

Cuando no está bien resignificado, puedes encontrar la somatización en los problemas intestinales. También puede suceder que cuando no hay conciencia alimenticia produzcas una detención de esta energía. En esta conciencia potencializadora, tal vez tres puntos son necesarios en el sistema de creencias. El primero sería la conciencia dinámica física, el segundo la conciencia en la alimentación, y el tercero la acción del “hacer”.

Las personas que tienden al impulso corpóreo como la parte baja de la escala, les es difícil ver que esta energía es la verdadera razón de la existencia. Cuando la escala impulso-razón tiene dominio sobre el ser, frecuentemente hay síntomas en la espalda, hay síntomas en el intestino, y en el ano. En el plano emocional encuentras sentimientos anulados por la razón, vínculos obsesivos, una gran cantidad de energía y atención desplegada hacia los procesos de resignificación; por eso cuando esta energía está lenta o no meditada, el plano emocional se encuentra nulo. En el plano mental muchas veces hay una resistencia y persistencia en los caprichos que tienen raíz en el vacío de la incertidumbre.

Creer en tu cuerpo es creer en el fundamento de que él es el uno conectado con el todo, por consiguiente es fundamental que la meditación energética raíz tenga un estadío de valorización corpórea, material y potencializadora. Porque es en este lugar donde está la comprensión de la unicidad como sistema coexistente de este universo.

Estos conceptos son humildemente escritos desde la resignificación y resimbolización que la meditación me concede en el cuerpo.

Entradas Recientes

Ver todo

agradecimientos

Agradezco mi ser a Marino Balbuena, por tu amor y tu potencia para que yo sea. Rosana Schoijett, mi maestra alquímica. Jorge Miño, maestro de la potestad. Lorena Butnar y Mario Miño, los amigos del "

testimonios

Como un marino solitario nadando en medio del océano, obnubilado por el brillo de las olas, no me había dado cuenta que había perdido de vista mi barco hacía mucho tiempo, y qué poca energía me quedab

Comments


bottom of page