top of page

Alquimia y creatividad

En la dualidad de izquierda-derecha de tu cuerpo (no de tu cerebro) el lado izquierdo representa lo femenino, intuitivo, creativo, emocional, etc.; y el lado derecho representa lo masculino, metódico, alquímico, mental.

En la bioenergía la materialización de lo genuino requiere la integración de estas dos dualidades. Para algo único no puede haber ausencia de ninguna de las dos. Si existe la ausencia izquierda, no hay una materialización genuina; y si existe la ausencia derecha lo único que encontramos puede ser una ilusión, una idea, o una expectativa.

El potencial del lado izquierdo es la intuición y percepción que no es nada más ni nada menos que la primera lectura de algo desconocido que se convertirá en un deseo creativo.

La alquimia representa al lado derecho. Es necesario hacer un recorrido antropológico de la palabra alquimia.

Alquimia, término latino, proviene del árabe al-kimiya pero el término tiene otra forma de ser llamado en el idioma egipcio: kimi viene de keme, chemes, chimes o chymes y es la forma con la cual se nombraba al suelo oscuro a orillas del río Nilo. Alquimia también era una palabra que refería a las disciplinas artísticas. También el término puede venir del verbo griego cheo, que es el verbo verter. De ahí la unión con los metales, porque significaría, en griego, verter metales.

Simone de Colonia señalaba que el elixir era llamado la piedra filosofal. Cuando esta piedra se fundía y se mezclaba con otros metales, los evolucionaba. Cuando se une la cultura greco-romana bizantina con las traducciones árabes se encuentra la palabra, y se juega con el término ars–chemia, y en traducciones le confería a esta palabra el significado de arte sagrado.

En china por otra parte, el termino kimiya, significa jugo para hacer el oro.

Algo importante de mencionar sobre la alquimia, son palabras de la obra Azoth, de Basilio Valentin: visita interiora terrae rectificando invenies occultum lapidem. Traducido es: explora el interior de la tierra rectificando descubrirás la piedra oculta. En realidad la alquimia te lleva no sólo a leer el mundo en el que vives, sino a entrar a leer tu profundidad.

Ora, Lege, Lege, Lege, Relege, Labora et Invenies. Oculatus Abis”. Ora, lee, lee, lee, relee, trabaja y descubrirás. Y te vas con visión clara. Esta frase es la única escrita en el Mutus Liber (único libro alquímico antiguo). Habla de un recogimiento, estudio, reunión, despertar y trabajar para una visión clara.

Según Jung, la alquimia es el arte de la transmutación de la materia que tiene el propósito de redimir al cosmos, y por su intermedio, al hombre de su corruptibilidad.

La alquimia es el arte, la práctica que supone un conocimiento teórico, pero además es una capacidad operativa sobre la materia. No puede estar disociada la teoría de la operación, porque si fuera así, no estarías en un proceso alquímico.

Es decir, y como ya expresara es fundamental la fusión de los cuatro verbos: sentir, pensar, decir, hacer. Si falta alguno de estos verbos, no puede haber un proceso alquímico.

Estos textos sobre alquimia están basados en las investigaciones de Bernardo Nante sobre los escritos de Carl Gustav Jung.

El hecho artístico es la unión de la inspiración del lado izquierdo emocional femenino con el método alquímico masculino.

Entradas Recientes

Ver todo

agradecimientos

Agradezco mi ser a Marino Balbuena, por tu amor y tu potencia para que yo sea. Rosana Schoijett, mi maestra alquímica. Jorge Miño, maestro de la potestad. Lorena Butnar y Mario Miño, los amigos del "

testimonios

Como un marino solitario nadando en medio del océano, obnubilado por el brillo de las olas, no me había dado cuenta que había perdido de vista mi barco hacía mucho tiempo, y qué poca energía me quedab

Comments


bottom of page