top of page

El principio de correspondencia dice: “como es arriba, es abajo; como es adentro, es afuera”.

Si ves cómo se compone el átomo, puedes deducir la composición del sistema solar. Exactamente igual sucede en tu vida, entonces para la bioenergía el principio de correspondencia es: “micro = macro”. No nos olvidemos que la bioenergía es la biofuerza, el vigor vital, la biopotencia. En el castellano tenemos una palabra muy linda que es la “vivacidad” que significa estar vivo, ser vivo, que sería existir despierto.

El afuera suele ser muy fácil de leer, siempre y cuando el ser humano se aleje de tres palabras que son el sueño del ser, según los chamanes. Ellas son: la negación, la resistencia, y la inflexibilidad. Cuando amplías el campo visual externo, después de haber puesto mayor atención y sacado estas tres acciones, esta atmósfera es una radiografía y ecografía de tu interior.

Atraer no es ser imán. Atraer es aceptar trabajar en la verdad, observar la posibilidad, tomar los caminos que configuran la vida, alivianarse, motivarse, no excusarse, quitarle poder al juicio de los demás, usar más los verbos en tiempo presente. Atraer es transgredir y superar el deseo. Atraer es una plegaria que usa el principio de correspondencia donde el ser se encuentra agradecido, sintiendo y visualizando al universo.

No es una ley, es un camino de autoconocimiento. Es un mantra de agradecimiento. Es un dar en la verdad. Es un agradecimiento del recibir. Atraer es iluminar desde el estiércol. Es el proceso alquímico-creativo más genuino. Atraer es hacer lo máximo posible con los talentos que el amor te muestra. Atraer es la potencialidad pura en causa y efecto, con el menor esfuerzo, desapegándose de los resultados, con intenciones claras, y sabiendo que el universo te apoya constantemente.

Atraer es superar las polaridades del juicio, es poner dinámica a la víctima, es dejar de provocar para aceptar los elementos de la verdad; es dejar la pereza, la excusa, la justificación y la queja, y poner toda esa energía en el hacer, motivado por el sentir.

Atraer es la incertidumbre del observador, la incertidumbre del silencio después de la impecabilidad “total” de la palabra, evitando caer en finales de sabios y arrogantes. Atraer es sentir. Sentir es verdad.

Entradas Recientes

Ver todo

agradecimientos

Agradezco mi ser a Marino Balbuena, por tu amor y tu potencia para que yo sea. Rosana Schoijett, mi maestra alquímica. Jorge Miño, maestro de la potestad. Lorena Butnar y Mario Miño, los amigos del "

testimonios

Como un marino solitario nadando en medio del océano, obnubilado por el brillo de las olas, no me había dado cuenta que había perdido de vista mi barco hacía mucho tiempo, y qué poca energía me quedab

댓글


bottom of page