top of page

Conclusión de la maestría de la libertad

Nadie es libre si no resignifica la sanación, la felicidad y la abundancia

Ha llegado un momento del libro donde entender este capítulo requiere de haber practicado los textos anteriores.

Sacar, soltar, transformar el parásito, recuperar la capacidad de abundar, aprender de cada punto de la sombra, y hacer hábitos sanos tanto en la atmósfera interna y externa.

En pocas palabras nunca un ser vive en libertad si no ha vivido la abundancia, la felicidad y la sanación.

En el estado de la libertad es importante que cada una de las otras tres (sanación, abundancia y felicidad) se integren y sincronicen.

Si la persona está trabajando o quiere vivir la libertad, separar estos tres estados; la acción de separar es lo que no le va a permitir la libertad.

El libre es un maestro del aire, y los maestros del aire, en su continuo dinamismo son livianos, divertidos y especialmente diversos. Por eso dentro del estado de la libertad es fundamental la visión despierta porque le permite al ser comportarse en infinitas posibilidades. Las infinitas posibilidades son la visión esférica. Ser libre es ser vacuo, alegre y practicar la posibilidad visual. Ser libre es ser despojado. Nada tiene límite y al no tener límite el escéptico y la incertidumbre son practicados, y donde el escéptico y la incertidumbre están; la alegría aventurera, la infinita diversidad y la vacía liviandad, viven.

Ser libre es un camino de soltar. Ser libre es un camino de fe en el fluir. Ser libre es un camino de dejarse llevar por la mismísima sincronicidad.

Entradas Recientes

Ver todo

Palabras finales

Comenzar a proyectar este libro fue caminar de pasado a presente, ver cómo evoluciona el canal de conciencia. El amor de este camino, los miedos transitados, las culpas que se soltaron, el dolor que h

La honestidad en relación a la compasión

“Honestidad”: cualidad del que comparte grandeza. La honestidad se traduce en el trasmitir coherente a lo que uno piensa o siente. La pregunta aquí sería si cada vez que trasmitimos algo somos conscie

El ejercicio de la gratitud

Cuando me reconozco como tierra, como materia, acepto la abundancia y doy porque ya recibo, porque soy tierra, naturaleza. Aceptar la abundancia es decir que soy creativo, alquímico. Aceptar la abunda

Commentaires


bottom of page