top of page

Demonio tiempo


Quedamos dominados por el factor tiempo y no nos damos cuenta que es el demonio más fácil de transformar. La misma energía que ponemos en generar un pendiente, podemos ponerla en accionar; y a la energía que absorbe ese pendiente le tenemos que sumar la energía de la culpa que genera un pendiente.

El demonio tiempo juega con nuestra arrogancia domesticada, se divierte con nosotros, y creemos que lo dominamos. Creemos que tenemos la virtud de detenerlo, y en realidad el tiempo no se detiene. La vida no se detiene. Nos pasa a diario. Cuando miras, ya son las seis la tarde, ya es viernes, ya es final de mes. Cuando uno mira ya es fin de año, ya cumplí 40, 50, 60. Cuando uno mira, observa; se pasa el tiempo y no sabemos cómo están nuestros seres amados. Cuando uno observa, tal vez, quizás, se nos pasó el amor de nuestra vida. Y hay algo que tiene el demonio tiempo, hay algo que él nos prohíbe, que es volver atrás.

Yo te recomendaría eliminar, soltar el adverbio de tiempo: “después”, “después te llamo”, “después hago”, “después digo”, “después transformo”. Todo para después. No entendemos que “después” el mate se va a enfriar, la sincronicidad va a estar ausente, el temprano se convierte en tarde, la intuición se apaga, la percepción ya no encuentra elementos que la desarrollen, la vocación se reprime, el secreto tensa, después es cuando el tiempo se convierte en demonio.

Los hijos crecen, los adultos envejecen. El día es noche, el final llega….después, es esa espera, esa pausa que es antinatural, pero el después también te hace perder, perder buenos momentos, experiencias, amigos, amores. Después no es aquí y ahora.

El después es evitar, posponer, y el después tiene cobardía, arrogancia, culpa, miedo, ego. El después es creer que tenemos poder. Superar al demonio tiempo es entender que todo aquello que está detenido está muerto, y todo aquello que muere no evoluciona. Todo aquello que muere se ha terminado, y lo que está terminado no puede estar potenciado. Estamos hablando de la procastinación.

Cuando el demonio tiempo te invadió, el amor natural no está tomado en cuenta, pero es por ahí donde comienza tu superación. Conéctate con el amor natural, dinámico, y el demonio tiempo caminará compasivamente al lado tuyo.

Entradas Recientes

Ver todo

Palabras finales

Comenzar a proyectar este libro fue caminar de pasado a presente, ver cómo evoluciona el canal de conciencia. El amor de este camino, los miedos transitados, las culpas que se soltaron, el dolor que h

La honestidad en relación a la compasión

“Honestidad”: cualidad del que comparte grandeza. La honestidad se traduce en el trasmitir coherente a lo que uno piensa o siente. La pregunta aquí sería si cada vez que trasmitimos algo somos conscie

El ejercicio de la gratitud

Cuando me reconozco como tierra, como materia, acepto la abundancia y doy porque ya recibo, porque soy tierra, naturaleza. Aceptar la abundancia es decir que soy creativo, alquímico. Aceptar la abunda

Comments


bottom of page