top of page

El Colgado

Actualizado: 5 ago 2018

Nuestro héroe luego de completarse en el arquetipo de la Fuerza con su parte animal y movilizarlo hacia el silencio, esta listo para descender y conocer sus profundidades. No esta disponible a para el afuera aun. No se comparte. Si ahora es capaz movilizarse hacia el sacrificio de su ego como fuerza conductora y de soltar sus costumbres, entregarse al fondo de su misma tierra. Puede sentirse perdido y solo, requiere de su coraje ante la incomodidad que esto le produce. Es en acto iniciático donde tiene la posibilidad de absorber, profundizar y expandir las energías y visiones de los arquetipos anteriores. Encontrar un tesoros ocultos, un nuevo centro que hasta ahora tenia dentro de su si mismo. Todo esto le da la posibilidad de cimentarse de manera sólida, conocer y expandir sus raíces en lo más hondo para luego salir a la vida y desarrollarse desde otro punto de vista, dándole otro significado a su vida.

A nuestro héroe se lo ve colgado boca abajo con su cabeza entregada a la tierra. La misma está llena de sangre, llena de vida. Su mente ahora es agua. El Colgado bucea en lo profundo de su mundo subconsciente despertando lo oculto, resistido, olvidado y reprimido de su ser. Todo su mundo de racionalizaciones ahora toma contacto en la lectura de manifestaciones emocionales verdaderas. No esta detenido como el arquetipo de la rueda. El se permite hacer nada para su transformación interna. Es la unión del ser que va a descubrir quien realmente es. Al estar dado vuelta rompe la escala superior – inferior domesticada.

El Arquetipo del Colgado representa la caída de la mente: Al dejarse caer nuestro héroe adquiere humildad, vuelve a su origen, al mundo fetario y al útero, donde se engendró. Es volver a donde nació toda manifestación de vida: el agua, lugar donde tomamos contacto con nuestra emoción pura.

Es causa y efecto del adormecimiento en la domesticación no tomando en cuenta al alma. En cierta medida nos obliga a soltarnos y dejarnos caer.

Es la verdad individual. Es la posibilidad de claridad y diversidad visual. El colgado entrega su tercer ojo a la tierra quien le da información de lo real. Es el arquetipo doce. Numerológicamente el uno y el dos suman tres.

Tiene mucho que ver con la transmutación de la emperatriz que es numero tres también. El colgado con su experiencia de todo el camino transcurrido viene a romper la protección del sentir que el arquetipo de la madre detuvo y domesticó. Viene a conectarnos nuevamente con nuestra pulsión vida. La superación aquí es hacia abajo, hacia lo profundo.

Es la prueba del arquetipo del Papa y esta en medio de la línea de la creencia. El Papa resulta ser un puente a lo desconocido. El ser aprendió que hay fuera todo un mundo desconocido de posibilidades. Si nos quedamos solamente en esto, ponemos fuera de nosotros la fe y la creencia en el dios (lo desconocido) de los cielos externos. No nos escuchamos y recurrimos siempre al puente como guía. No creemos ni nos hacemos cargo de nosotros mismos. Depositamos en el Papa todas las respuestas haciéndonos súbditos de él. El colgado viene a crear un puente a nuestro interior, a nuestra esencia, un puente hacia nuestro desconocido interno. Nos aporta coherencia reconectándonos desde donde pulsamos. Nos impulsa a creer y a partir desde nuestro si mismo reconociendo nuestras polaridades.

¿Podemos vivir mirando los cielos o mirando nuestro interior solamente? No. Es en el triunfo de la línea de la creencia, el arquetipo del Sol donde se nos muestra la fusión de puentes hacia el arriba externo y el abajo interno profundo. Vemos al sol en su máxima expresión, representante de la verdad, lo esférico, el talento, la vida, la luz. Vemos también triangulando a dicho sol a nuestras polaridades representadas por los gemelos y su zona de confort en la terraza de la torre. Sin la claridad que aporta el colgado del abajo profundo no podríamos trabajar las polaridades hacia el supra sentido que nos propone el arquetipo del sol, saliendo de nuestras zonas de confort.

Esta carta en general sale en gente en estado de soberbia y de resistencia a su si mismo. No es que no lo conozca. Sino no que no está siendo interior, no profundiza, no se hace cargo ni permite el silencio de escuchar y escucharse. El colgado viene a plantear el Sacrificio, (hacer lo sagrado) de todo lo que lo detiene. Plantea también el dejar caer las capas de la cebolla que lo transformo en el ser domesticado que es: Su alter ego, la competencia, la demostración, la comparación, su ego, la decisión, la selección, el juicio, su yo, la sobre adaptación, sus complejos o parásitos para encontrarse con la polaridad real “Dios – Demonium” que creo todo esto.

Como tarotistas nuestro trabajo es sacar al consultante de la resistencia y persistencia que puede estar manifestada en alguna o en varias capas de su cebolla de domesticación. Es clave llevarlo a conectarse y bucear en su mar interno mediante preguntas que lo hagan reflexionar y que abran su interior: ¿Sabes desde donde pulsas?; ¿Te planteaste alguna vez que desde donde partís es la causa y efecto que se produce en tu vida?; ¿Conoces quien sos?; ¿Sabes cual es tu vocación?; ¿Amas lo que haces?; ¿Sabes que es el amor?; ¿Sentís el sentir?.

Un año de colgado es aquel en que el ser va a sufrir una interiorización, una especie de depresión, un desarme de su estructura domesticada. Puede ser a veces producida por karma de tanto adormecimiento. No resulta un año evolutivo. Si de reflexionar y de darse cuenta. La persona va a estar muy activa en su interior mientras que se va a ver muy pasivo en su exterior. Puede ser que no tenga mucho para dar. Todo nos lleva a profundizar, a la visión clara que nos muestra la esencia de todo al sumergirnos en el mundo subconsciente del colgado. La gran prueba aquí es qué hacemos con toda esa energía. Es clave sacarla a la vida.

“Al dejarte caer cae el dolor y te humanizas

Al dejarte caer cae el miedo y vives lo nuevo

Al dejarte caer cae el ego y te relacionas

Al dejarte caer cae el dolor y se despierta la calma”

“Volvé a la tierra, volvé a lo real…

Porque quien vive en el arriba y el abajo

vive en la domesticación del sistema piramidal

y este ser no vive en la conciencia natural”

Tronco Verde: El colgado esta agarrado de el y necesita de lo fértil y natural que lo pone en contacto con su fertilidad y su naturaleza interior.

Soga Blanca: Puede ser que no este atado. El nudo parece una roldana donde quizás se metió el mismo y se dejo caer voluntariamente.

Árboles podados o truncados: Símbolo universal de la madre. El colgado esta contenido entre estos dos árboles como si estuviera dentro de un útero, listo para nacer. Sus ramas podadas simbolizan la castración de la conciencia masculina del ego y quizás la posibilidad de un nuevo crecimiento o de renacimiento a una esfera más amplia y desde su si mismo.

Pies Azules: Se cuelga para ir por un camino emocional. Esta colgado del pie izquierdo que representa esto. Su pie derecho que representa su lado racional del que siempre se sostuvo en su andar señala hacia el cielo: En su conciencia esta adquiriendo una nueva dimensión. Este pie esta libre. Hay un accionar en esta aparente pasividad.

Piernas rojas: es donde esta su fuerza. Junto con sus antebrazos rojos hacen habilidades para poder sostenerse. Marcan el numero cuatro representando que esta experiencia resulta un inicio desde su interior que nos da como resultado una cimentación indestructible. La orientación, la totalidad y la solidez toman forma en el inconsciente. Su experiencia interior no es un sueño. El numero cuatro nos muestra que posee las cuatro dimensiones de la realidad.

Genital Tapado: Despierta confusión. Empezamos a romper identidades sexuales.

Manos atrás: ¿Están atadas? Creemos que no. Esta entregado a lo que es.

Bolsillos abiertos: Su prioridad no es el mundo de lo material. Esta buceando en sus profundidades emocionales.

Botones: Contienen. Son nueve. Nos habla de un fin de ciclo que anida un inicio desde otra perspectiva

Pecho azul: Lugar donde esta su centro emocional, su alma.

Normalmente el héroe posee los pelos rubios al ser el hijo del sol. La manera que el pelo se presenta parece que está flotando en liquido, como si el colgado estuviera en un mundo acuático, lugar donde la primer manifestación de vida se generó, el mundo del subconsciente.

Cabeza debajo de la superficie de la tierra: Su cabeza parece enterrada en la madre tierra al igual que las raíces de los árboles que lo rodean. Desde lo profundo en contacto con sus raíces el héroe tiene la posibilidad de renacer a la vida.




Comments


bottom of page