top of page

El cuento sufí de los dos monjes

Cuentan los maestros sufíes que en una ocasión dos monjes tibetanos cruzaban el bosque para llegar a la ciudad. Durante el trayecto, que duraría tres días, pasaron por un río. Ahí encontraron a una mujer que estaba ahogándose.

De inmediato, uno de los monjes, el más joven, la ayudó a salir, tomándola en sus brazos y cargándola en sus hombros. Al cruzar, la dejó en las orillas del río. Los monjes siguieron su travesía.

Después de horas, el más viejo dijo a su compañero: “¿sabes que has cometido una herejía? Tus votos de castidad no te permiten tocar a una mujer, y tú cargaste a una”.

“Maestro -respondió el joven- a esa mujer yo la solté hace ocho horas. El problema con usted es que la sigue cargando”.

La moraleja de esta historia nos obliga a preguntarnos: ¿qué tanto peso llevamos cargando en nuestras espaldas? ¿Cuántas personas, cuántas preocupaciones y asuntos sin resolver representan una carga pesada? ¿Cuánto pesa nuestro equipaje?

Entradas Recientes

Ver todo

agradecimientos

Agradezco mi ser a Marino Balbuena, por tu amor y tu potencia para que yo sea. Rosana Schoijett, mi maestra alquímica. Jorge Miño, maestro de la potestad. Lorena Butnar y Mario Miño, los amigos del "

testimonios

Como un marino solitario nadando en medio del océano, obnubilado por el brillo de las olas, no me había dado cuenta que había perdido de vista mi barco hacía mucho tiempo, y qué poca energía me quedab

留言


bottom of page