top of page

El ejercicio de la alegría


Un maestro sufí me dio una explicación de por qué late el corazón. Me dijo que es impulsado por el amor y el agradecimiento.

Me pregunté tantas cosas. Él me decía que tenía que dejar de buscar formas de amarme y de agradecer, porque si estaba vivo, ya amaba y agradecía.

El corazón latiendo.

Cada vez que me concentro en eso, en el amor, en el agradecer, me relajo y me lleno de alegría.

Al agradecer, atraigo energía de alegría. Al agradecer, te conviertes en un ser ilimitado de talentos. Agradeces todo. La gente que cruzas en tu vida, a la que le das alegría.

Dale, comienza a sonreír a cada persona que cruces en tu vida.

Sonríe.

Al sonreír, llenas tu mundo de bendiciones. Agradece, agradece cada paso que das.

Camina pensando que cada paso que das, expandes perfume de alegría.

Agradece donde vives. “Agradecer es sembrar”, palabras de Buda.

Agradece y estarás sembrando el jardín de tu ser. Y recuerda que tu cuerpo es tu hogar y el universo tu jardín.

Agradecer significa desear. Agradecer significa potenciar y potenciarme. Agradecer significa anonimidad. Agradecer significa despertar.

Expande esféricamente la energía de tu corazón. Desde tu corazón da, devuelve lo recibido. Desapégate, expándelo.

Agradece con constancia y vas a estar potenciando la paz.

Por eso, observa el mundo, observa la naturaleza, la naturaleza en su accionar crea tu transformación. Y en el crear te iluminas y te conviertes en parte de la luz del todo.

Se agradecido con todo. Deja que la energía salga de ti, expande esféricamente hacia arriba, hacia abajo, hacia la derecha, hacia la izquierda, hacia delante, hacia atrás.

Potencia al prójimo, potencia sus derechos, sus derechos de la abundancia, de la sanación, de la felicidad y de la libertad.

Potencia el amor y descubre que es un síntoma de la verdad. Potencia la curiosidad como acción hacia la nueva conciencia.

Potencia el permitirte como acción del despertar.

Sonríe, potencia tu sonrisa como acción continua de la felicidad.

Sonreír, alegría.

Felicidad.

No busques fuera de ti la alegría.

En el agradecer y en el liberar la energía, ya la encuentras.

Mueve tu cuerpo con el ritmo de estos tambores.

Sonríe, cada sonrisa es luz. Cada vez que muestras tu luz, brillas. El brillar es la demostración de los talentos. Deja que entre la naturaleza y luego suéltala, expandiéndola al universo.

La alegría: sentimiento vital, natural.

No busques de qué reírte, sonríe.

Agradecido, amando, viviendo, sonríe.

Mueve tu cuerpo.

(Risas de niños)

La vida en sí misma es un generador constante de alegría.

(Risas de niños)

La alegría, una de las maravillas del universo. Sonríe. Ríete.

(Risas de niños)

La alegría, el identificador de la atmósfera del amor a la verdad.

(Risas de niños)

Haz el hábito de sonreír, haz el hábito de la alegría y siempre vivirás en amor a la verdad y serás un maestro de la felicidad.

Entradas Recientes

Ver todo

Palabras finales

Comenzar a proyectar este libro fue caminar de pasado a presente, ver cómo evoluciona el canal de conciencia. El amor de este camino, los miedos transitados, las culpas que se soltaron, el dolor que h

La honestidad en relación a la compasión

“Honestidad”: cualidad del que comparte grandeza. La honestidad se traduce en el trasmitir coherente a lo que uno piensa o siente. La pregunta aquí sería si cada vez que trasmitimos algo somos conscie

El ejercicio de la gratitud

Cuando me reconozco como tierra, como materia, acepto la abundancia y doy porque ya recibo, porque soy tierra, naturaleza. Aceptar la abundancia es decir que soy creativo, alquímico. Aceptar la abunda

Comentários


bottom of page