top of page

El ejercicio de la gratitud


Cuando me reconozco como tierra, como materia, acepto la abundancia y doy porque ya recibo, porque soy tierra, naturaleza. Aceptar la abundancia es decir que soy creativo, alquímico. Aceptar la abundancia es aceptar que soy cuerpo. Recibo, lo que la vida me ofrece. Recibir no es aquello que nos dan. Recibir, es entender las infinitas posibilidades que tiene el dar. Cuando encuentro la diversidad del dar le digo gracias al universo, gracias a la vida. Dar porque ya he recibido rompe toda estructura del trueque. Rompe todo cuestionamiento que tiene el mercado por eso, dar porque ya recibí. Y gracias, vida. Disfruto, disfruto de todo lo que hago. Porque siempre el ser humano hace lo que ama.

La pregunta es…¿qué es hacer lo que amo? Los chamanes toltecas dirían: “es ser natural”. Porque las capacidades, potestades, talentos son estados naturales del ser. Por eso no solo tengo que hacer lo que amo, sino disfrutar lo que hago. Amo. Siempre amo.

Mientras mi corazón lata, el amor siempre está presente. Doy amor. Porque ya he recibido amor. Gracias. Decir gracias en cada latido. Sería emocionalmente una verdad. Y al decir gracias expreso. Y expresar significa exteriorizar lo que presiona. Por esa la presión que venga de lo creativo, alquímico, del talento, de la potestad, de la posibilidad.

La presión no debe nacer en el esfuerzo. Por eso, expresa lo que sientes, siempre, continuamente. Eso te va a dar vacío. Y el vacío es ecuánime. Y eso es meditar. Meditar es aceptar la abundancia, recibir lo que la vida te ofrece. Disfrutar de lo que haces, recibir y dar amor y expresar lo que sentís. Por eso te invito a que respires, respires. Cada vez más profundo. Te calmes. Y di gracias. La calma y la relación evitan la enfermedad y te hacen disfrutar de la vida. La calma y la relación es el contacto con la curiosidad. Con la creatividad, con lo real. Suelta el pesimismo y el optimismo y conviértete en un hombre, en un humano, en una mujer en un ser vivo, real. Muchas cualidades de calma y relación que te llevan a la paz. Muchas cualidades de calma y relación que te llevan a la humildad del aprendizaje. Sé un niño aprendiendo siempre.

Como dice este ejercicio, la gratitud es el poder que tiene el ser de trabajar en el tiempo presente e iluminar su atracción en el aquí y ahora.

Recuerda: agradece sin preposición y si quieres usar una preposición ten en cuenta que la gratitud y el decir “gracias” es una posición universal. Decir “gracias”, encontrar las gratitudes es el hecho más humilde y lumínico que tiene el sí mismo. Hay muchos seres que quieren usar la gratitud para atraer determinadas cosas y el conflicto y el error de esa gratitud es que cuando la hacen verdadera no pueden explicar dicha técnica sin decir una preposición. Gracias. Sólo cabe después de la palabra, símbolos de exclamación. No cometas el error después de la palabra gracias, poner ni otro símbolo ni otra palabra ni siquiera un emoticón.

No existe estado de gratitud si no hay una práctica de compasión, sincronicidad, ecuanimidad y ruptura de vectorialidad

Las gracias de mi vida, se respiran en el aire de las hojas que mueve el viento que impulsa al agua. Las gracias a mi vida las veo en los ojos de aquellos que caminan los senderos desconocidos, a veces temerarios, a veces animados. Las gracias a mi vida se encuentran en las manos que escriben y crean, que abrazan, acarician; mis manos que de vez en cuando no sueltan.

Las gracias a los espacios donde mi mente fluye aprenden y desaprenden en la naturaleza de las cosas en la simpleza del respirar.

A veces perdidas las gracias quedan entre sensaciones con límites y tiempos. No llegan a ver las caras, no reconocen lo hecho, no conectan con lo otro ni se acuerdan de lo vivo.

A mis pies les agradezco que caminaron varias vidas a veces más concretas y otras infinitas y que han bailado en cada melodía con distintas energías, el baile colectivo, el baile del amor, el baile que sólo sonríe aún a quien no lo mira. Las gracias son al todo, en esto del vivir.

Entradas Recientes

Ver todo

Palabras finales

Comenzar a proyectar este libro fue caminar de pasado a presente, ver cómo evoluciona el canal de conciencia. El amor de este camino, los miedos transitados, las culpas que se soltaron, el dolor que h

La honestidad en relación a la compasión

“Honestidad”: cualidad del que comparte grandeza. La honestidad se traduce en el trasmitir coherente a lo que uno piensa o siente. La pregunta aquí sería si cada vez que trasmitimos algo somos conscie

Alá

Un ramo de flores blancas, uno de amarillas, muchos caramelos de colores bien dulces, de esos que dicen que les gustan a los ángeles. Hasta ahí fue todo fácil de conseguir, la dificultad fue con los 3

Comments


bottom of page