top of page

El escéptico. El quinto acuerdo


El libro Los cuatro acuerdos de Miguel Ruiz tiene un mensaje simple y profundo: "Sé impecable con tus palabras". "No te tomes nada personalmente". “No hagas suposiciones”. "Haz siempre lo máximo que puedas". A estos cuatro, se le suma un quinto acuerdo: "Sé escéptico, aprende a escuchar".

La verdad no necesita que tú creas en ella; la verdad sencillamente es y sobrevive tanto si crees en ella como si no. Las mentiras necesitan que creas en ellas. Si no te crees las mentiras, no sobreviven a tu escepticismo y simplemente desaparecen.

Cuando aprendes a escuchar, eres respetuoso con los demás. Esa escucha es una verdadera apertura al prójimo. Cuando aprendes a escuchar, sabes exactamente lo que quieren, lo que sienten los demás.

Si no aprendes a escuchar, nunca comprenderás a los otros ni te comprenderás. Yo sólo soy la mitad del mensaje; tú eres la otra mitad. Soy responsable de lo que digo, pero no soy responsable de lo que tú entiendas. Tú eres responsable de lo que tú entiendes; tú eres responsable de cualquier cosa que hagas con lo que oigas en tu cabeza, porque tú eres quien da significado a cada palabra que oyes.

Si comprendes el quinto acuerdo, verás la razón por la que no necesitas creer lo que puedes ver, lo que ya sabes sin palabras. La verdad no viene con las palabras. La verdad es silenciosa. Es algo que simplemente sabes; es algo que puedes sentir sin palabras y esto se llama conocimiento silencioso.

Por eso, sé escéptico, aprende a escuchar.

Alejandro Méndez

Entradas Recientes

Ver todo

Palabras finales

Comenzar a proyectar este libro fue caminar de pasado a presente, ver cómo evoluciona el canal de conciencia. El amor de este camino, los miedos transitados, las culpas que se soltaron, el dolor que h

La honestidad en relación a la compasión

“Honestidad”: cualidad del que comparte grandeza. La honestidad se traduce en el trasmitir coherente a lo que uno piensa o siente. La pregunta aquí sería si cada vez que trasmitimos algo somos conscie

El ejercicio de la gratitud

Cuando me reconozco como tierra, como materia, acepto la abundancia y doy porque ya recibo, porque soy tierra, naturaleza. Aceptar la abundancia es decir que soy creativo, alquímico. Aceptar la abunda

Comments


bottom of page