top of page

El mito de Prometeo

Cada vez que el ser adquiere, amplía o expande su conciencia, ¿tiene que atravesar un demonio?

En Las relaciones entre el ego y el inconsciente, Jung amplió esta idea de la siguiente manera: “El libro del Génesis representa el acto de devenir consciente, como la ruptura de un tabú. Como si adquirir conocimiento significara que una barrera sagrada hubiera sido saltada sin piedad. El Génesis tiene razón seguramente, ya que cada paso hacia una mayor conciencia es una forma de culpa prometeica. A través de tal acto se le roba en algún sentido el fuego a los dioses, esto quiere decir que algo que pertenecía al poder del inconsciente fue arrancado de alguna manera de sus conexiones naturales, pasando a subordinarse a la elección consciente.

El hombre que ha usurpado el nuevo conocimiento sufre, sin embargo una transformación o ampliación de su conciencia que ya nunca más se parecerá a la de sus compañeros. Se ha elevado por encima del nivel humano de su tiempo (“sereis como Dios”) y al hacerlo se ha alejado a sí mismo de la humanidad. El dolor de su soledad es la venganza de los dioses”.

Prometeo seguramente “fue sólo al robar el fuego de los dioses”, pero su culpa al adquirir ese conocimiento no es con el conocimiento, su culpa es con sus prójimos, su culpa es porque se compara con los otros al adquirir ese conocimiento. Si cada ser humano cada vez que adquiere en su soledad, conciencia, viera ese conocimiento, lo pusiera en disponibilidad de la conciencia colectiva, tal vez los seres humanos dejaríamos de pasar pruebas y sólo caminaríamos los talentosos caminos de la luz.

Es en el mito de Prometeo donde frente a la no consciente nos tenemos que plantear la culpa y la soledad. Es tal vez porque el miedo a la muerte tenga estos aspectos; morir solo y sentir culpa por dejar solos a otros. El mito de Prometeo lo dejaremos de escuchar el día que usemos lo nuevo para evolucionar y transformarnos.

Entradas Recientes

Ver todo

Palabras finales

Comenzar a proyectar este libro fue caminar de pasado a presente, ver cómo evoluciona el canal de conciencia. El amor de este camino, los miedos transitados, las culpas que se soltaron, el dolor que h

La honestidad en relación a la compasión

“Honestidad”: cualidad del que comparte grandeza. La honestidad se traduce en el trasmitir coherente a lo que uno piensa o siente. La pregunta aquí sería si cada vez que trasmitimos algo somos conscie

El ejercicio de la gratitud

Cuando me reconozco como tierra, como materia, acepto la abundancia y doy porque ya recibo, porque soy tierra, naturaleza. Aceptar la abundancia es decir que soy creativo, alquímico. Aceptar la abunda

Comments


bottom of page