top of page

El no libre por placer caerá por complacencia


Ubuntu. ¡Primera vez que escuchaba esa palabra! Soy porque somos.

Me invitaron y allá fui. Bueno, en realidad no fue así de fácil. Fui un poco (bastante) empujada por Pablo, mi marido. Él había comentado a Vani, compañera de trabajo, que yo estaba haciendo quimio por cáncer de mama por una recidiva (tres años antes había pasado por lo mismo). Ella, muy amorosa y convincente, le habló de Sereno.

Allí estaba, con mi peluca. Gus me recibió con un cálido abrazo. "Relax, acá todos damos porque ya recibimos" dijo, percibiendo que mi timidez y mi torre no me permitían relajarme para recibir tanta generosidad. Enseguida muchas personas desconocidas me estaban pasando energía. Sentí tanto amor.

Lo que siguió: cinco años en Sereno acompañando mis cinco años de tratamiento. Hermoso y constructivo camino. En el recorrido entendí que mi prueba de sanación había llegado para EXPRESAR lo que había callado tanto tiempo. Había desoído síntomas, alarmas. ¡Y ahora mi cuerpo gritaba! No había posibilidad de huida. Y juro que la busqué. Sólo quedaba aceptar y transitarlo. Nadie podía hacerlo por mí. Sin embargo, muchos lo hicieron conmigo. Pude sentir esa profunda conexión de quien te dice con hechos: "lo que te pasa, me pasa" Sólo quedaba sincerarme conmigo y con los demás. Ya no había cabida para el ocultamiento, para las máscaras. Las cartas estaban echadas. Imposible seguir dibujando una imagen para complacer al afuera. Y me hice cargo. Fui artífice de mi propio destino. La enfermedad me sinceró. ¡Me LIBERÓ!

¡Fue tanto el aprendizaje! ¡Fue tanto el amor recibido!

Queda mucho por caminar, por aprender...

Queda mucho para dar, porque ya recibí.

Sólo puedo decir...

GRACIAS...GRACIAS....GRACIAS

Marcela Isla

Entradas Recientes

Ver todo

Palabras finales

Comenzar a proyectar este libro fue caminar de pasado a presente, ver cómo evoluciona el canal de conciencia. El amor de este camino, los miedos transitados, las culpas que se soltaron, el dolor que h

La honestidad en relación a la compasión

“Honestidad”: cualidad del que comparte grandeza. La honestidad se traduce en el trasmitir coherente a lo que uno piensa o siente. La pregunta aquí sería si cada vez que trasmitimos algo somos conscie

El ejercicio de la gratitud

Cuando me reconozco como tierra, como materia, acepto la abundancia y doy porque ya recibo, porque soy tierra, naturaleza. Aceptar la abundancia es decir que soy creativo, alquímico. Aceptar la abunda

Comments


bottom of page