top of page

energía con las manos


En los últimos tiempos la medicina ha avanzado de forma acelerada. Si bien podría estar mucho más avanzada, hay que reconocer que los fármacos son una forma rápida de solucionar problemas o síntomas muy molestos, pero también los métodos antiguos de curación siguen vigentes y dan muestras de sus increíbles poderes. Muchos se preguntan ¿por qué la medicina no desplazó a la curación alternativa definitivamente? Hay un sólo elemento, la fe. ¿Qué es la fe? La fe es la poderosa herramienta que sigue y seguirá existiendo muy en el interior de cada ser.

Por eso yo creo que cuando nos ponemos a ayudar, lo primero que tenemos que hacer es una reconexión con esta parte del individuo.

Yo siento que Carl Gustav Jung nos dejó un descubrimiento increíble.

Descubrió en qué parte de la psiquis se encuentra la fe y ese lugar se llama el sistema de creencias individual.

El sistema de creencias no sólo nos sirve para la sanación, también es increíble cómo este sistema ha creado nuestra visión de la perfección.

Nos ha hecho jueces y víctimas de la perfección, a través de miles de comportamientos. Y no sólo nos planteamos la perfección en el ser individual, sino que también juzgamos nuestra sociedad y a nuestros pares a través de ella.

¿Qué es la imposición de manos?

Es la restitución energética a través de un canal del sistema de creencias. Hay muchas cosas para tratar antes de llegar al paso energético.


Primero, conexión entre las personas.


Segundo, investigación del despertar de la persona.


Tercero, investigación glandular o chakrática de la persona.


Cuarto, investigación de la atracción de la persona (atraigo y conecto sólo con lo similar).


Quinto, conectarte con tu fe y tu canal.


Sexto, dejar los dones psíquicos que fluyan.


Séptimo, no tener sólo a la palabra para explicar la sensación que tuviste, la palabra es limitada para explicar la energía.


Octavo, la última sensación tiene que ser de compasión.


Igualmente, después vamos a desglosar cada una. Ahora, centrémonos en la imposición de manos. La curación a través de las manos es un método antiquísimo de sanidad que les era otorgado a los hombres como intermediarios de la energía del alto astral.

Dentro del cristianismo podemos decir que el bautismo, la comunión y todos los sacramentos son una forma de imposición de manos.

También lo es la unción de los enfermos. La Biblia manifiesta que esta práctica es una doctrina, utilizada por personas confiadas en sus dones de intermediación con la energía de dios, debido a que tenían el don de canalización más fluido y fácil.

En 1774 Franz Anton Mesmer, era un médico que utilizaba la imposición de manos y la llamó, magnetismo animal, él decía que había una energía universal que se podía dirigir y de esa forma curar cualquier desequilibrio espiritual, emocional o físico. Al principio la técnica era pasar imanes alrededor del cuerpo de la persona y de esa manera armonizar el magnetismo del ser. Con el tiempo dijo que no era necesaria esa rutina. Consideró entonces que bastaría magnetizar ciertos elementos para que transmitieran sus efectos sanadores, cuando las personas lo tocaban. Esta sanación era la fe que tenían las personas en los elementos.

En la década del sesenta es cuando se afirmó que la energía de las manos de ciertas personas era realmente efectiva a la hora de curar enfermedades.

Hoy en día todos somos portadores de ese don. ¿Cómo se llama? La autosanación y la sanación.

Ahora, también tienes que observar lo importante que es el tacto en nuestras vidas. Si no eres sinestésico, es difícil que logres la verdadera transmisión de fe y energía.

Observen a los bebés. El simple contacto con la piel de su madre, es el bálsamo que tiene para sus dolencias. En los bebés se ve como interactúa la energía constantemente. Tal vez, sea necesario ahora ver el primer paso hacia la imposición de manos.

Entradas Recientes

Ver todo

Palabras finales

Comenzar a proyectar este libro fue caminar de pasado a presente, ver cómo evoluciona el canal de conciencia. El amor de este camino, los miedos transitados, las culpas que se soltaron, el dolor que h

La honestidad en relación a la compasión

“Honestidad”: cualidad del que comparte grandeza. La honestidad se traduce en el trasmitir coherente a lo que uno piensa o siente. La pregunta aquí sería si cada vez que trasmitimos algo somos conscie

El ejercicio de la gratitud

Cuando me reconozco como tierra, como materia, acepto la abundancia y doy porque ya recibo, porque soy tierra, naturaleza. Aceptar la abundancia es decir que soy creativo, alquímico. Aceptar la abunda

Comments


bottom of page