top of page

Escucha a tu cuerpo


Tanto sea por sensaciones o síntomas, el cuerpo siempre nos está hablando. Hay que saber ser consciente de que no existen sólo sensaciones y hábitos naturales, sino que hay también algunos que se producen por hábito. Para poder realmente escuchar nuestro cuerpo tenemos que saber soltar lo conocido o el pasado, porque si no siempre leemos a nuestro cuerpo en referencia a nuestro pasado o a nuestras experiencias vividas; por eso la verdad del cuerpo tiene que estar suelta de hábito, pasado, parásito y sombra. Tiene que estar suelta y fluida de manipulación con las heridas, y esta lectura tiene que estar en una atmósfera de transmutación no sólo internamente sino también en el comportamiento exterior.

El cuerpo no analiza, porque el análisis es perpetuar la parálisis tanto sensorial como emocional; si requieres del análisis es importante que esté acompañado de un trabajo profundo y encarnado, así como todo trabajo espiritual (espiritual significa lectura desde adentro).

Por eso el cuerpo es vida, es crecimiento y cuando hay un síntoma también es vida pero resistida. Los dolores son resistencia, las sensaciones son anticipaciones que vienen de las intuiciones.

Las esclavitudes, negaciones y opresiones son vínculos invisibles que se gestan en tu pasado y se cimentan en los síntomas corpóreos.

Ser consciente de ellos es dejar de utilizarlos. La mayoría de los seres humanos los usan como corazas, o hacen coraza por compensarlos, y éstas no son nada más ni nada menos que anulaciones de impulsos vitales. Éstos son los que te hacen sobrevivir y te mantienen incluido en la conciencia colectiva.

El cuerpo es fuente de energía que motiva y satisface, cuando no sientas estas satisfacciones sólo plantéate lo siguiente:

¿Qué alimentos ingieres y dónde son cultivados?

¿Qué agua bebes y de dónde es extraída?

¿Qué aire respiras?

¿Sueltas el pensar?

¿Fluyes en el sentir?

¿Haces lo que amas?

Transmuta todo en motivación y satisfacción; eso es el cuerpo.

Entradas Recientes

Ver todo

Palabras finales

Comenzar a proyectar este libro fue caminar de pasado a presente, ver cómo evoluciona el canal de conciencia. El amor de este camino, los miedos transitados, las culpas que se soltaron, el dolor que h

La honestidad en relación a la compasión

“Honestidad”: cualidad del que comparte grandeza. La honestidad se traduce en el trasmitir coherente a lo que uno piensa o siente. La pregunta aquí sería si cada vez que trasmitimos algo somos conscie

El ejercicio de la gratitud

Cuando me reconozco como tierra, como materia, acepto la abundancia y doy porque ya recibo, porque soy tierra, naturaleza. Aceptar la abundancia es decir que soy creativo, alquímico. Aceptar la abunda

Comments


bottom of page