top of page

INSATISFECHA - DESGRACIADA - INGRATA


La GRATITUD ayuda a las personas a sentirse más positivas, enfrentar la adversidad y construir relaciones más sólidas.

Al dar las GRACIAS, ser AGRADECIDOS, y descubrir motivos para serlo, aprenderemos a sentir la alta frecuencia vibratoria de la GRATITUD.


SEGÚN LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA, define como

INSATISFECHA, que no tiene satisfacción. Descontento, quejoso, disgustado.

DESGRACIADO, persona que carece de gracia. Que causa o conlleva desgracia. Desdichado

INGRATA, persona que no agradece un favor a un beneficio recibido. Desagradable.


CONDUCTAS DE PERSONAS DESAGRADECIDAS

No hay que apagar la luz del otro, para lograr que la nuestra brille.

No estamos acostumbrados, a decir gracias.

A que llamamos GRATITUD? A la valorización…. Tenemos que dejar de ser arrogantes.


VALORAR NO ES ACEPTAR

La persona solitaria, tiene que sobrevalorar la vida.

El que valora el DAR en trueque, queda adaptados a la SOBREVALORACIÓN, esto detiene la vida.

El quejoso está detenido en la luz.

La GRATITUD es un canal de vacuidad, porque no lo puede mantener encerrado en el cuerpo.

Se debe decir gracias, inspirar y vaciar. Si no hay vacuidad, no puedo vaciar.

Los logros …Obtener confianza en sí mismo,

…poder profundizar

…nos vinculamos constantemente.

Gracias a la insatisfacción- cuando la acepto suelto.

Dar gracias a las sombras, en vez de luces.

La gratitud colectiva, influye sobre la atmósfera.

La gratitud debería ser un acto constante de cada hora, de cada día, de toda la vida.

Agradécelo todo. La gratitud es el solvente que diluye la queja. El toque mágico que atrae la abundancia, la decisión de no renegar. La posibilidad de darle paso abierto a la alegría. La mayor prueba de nuestra humildad.

Agradécelo todo. Agradece por estar, por ser, por tener, por ganar, por perder, por ir, por venir, por intentar, por errar, por conocer, por sentir, por la presencia de los demás en tu vida.





Ejercicio sobre gratitud

La salud es lo más preciado que hay en la vida y, sin embargo más que ninguna otra cosa, la damos por segura. Muchos de nosotros pensamos en salud cuando la perdemos.

El que disfruta de buena salud, es rico aunque no lo sabe, dice un proverbio.

Aunque rara vez pensamos en la salud cuando estamos bien, las palabras del proverbio habrían tenido un impacto más real si hubieras estado sintiendo algún malestar menor como un catarro o estuvieses en cama. Cuando estás enfermo lo único que deseas es sentirte bien y nada es más importante que recuperar tu salud. La salud es un regalo de la vida. Es algo que recibes y continúas recibiendo todos los días.


Recuerda: A cualquiera que sienta *gratitud* (por la salud) se le dará más, y tendrá en abundancia. A cualquiera que no sienta *gratitud* (por la salud) aún lo que tiene le será quitado.

Es posible que conozcas personas que han escogido un estilo de vida saludable y aún así han perdido la salud. Dar gracias por la salud que recibes es vital. Cuando estás agradecido por la salud, no solo mantendrás la salud que ahora tienes, sino que al mismo tiempo echarás a andar la magia para aumentar la corriente de la salud hacia ti. Comenzarás a ver mejorías en tu salud inmediatamente. Pequeños dolores, molestias, cicatrices, otros, comenzarán mágicamente a desaparecer y notarás un marcado aumento de energía, vitalidad y felicidad.

Tu salud mejorará mágicamente en la misma medida en que agradezca tu salud y tu salud disminuirá exactamente en la misma medida en que no la agradezcas.

Estar agradecido por tu salud te asegura que continuaras recibiendo más salud que agradecer, al tiempo que elimina el estrés y la tensión de tu cuerpo y mente. Puedes medir el estado de tu salud en este momento por el nivel de tu gratitud. Debes sentirte bien todos los días

Cierra los ojos y piensa en tus piernas y tus pies, son tu principal medio de transporte. Piensa en el uso que les das a tus piernas, como cuando mantienes el equilibrio, caminas, bailas, subes escaleras. Te permiten caminar, ir al baño, a la cocina, al trabajo, manejar. Di gracias por mis piernas y mis pies.

Piensa en tus brazos y manos, Cuántas cosas puedes sostener, son tu principal herramienta y las usas durante el día. Te permiten escribir, comer, usar el teléfono, computadora, bañarte, recoger cosas. Di gracias por mis brazos y mis manos y dedos.

Piensa en tus sentidos. Tu sentido del gusto te da placer cuando comes y bebes. Di gracias por el sentido del gusto.

El olfato te permite disfrutar olores, fragancias de la vida como las flores, perfumes, sábanas limpias, comidas, tierra mojada. Di gracias por mi magnífico Olfato.

Si no tuvieses tacto, no sabrías la diferencia entre caliente y frío, entre blando y duro, entre suave y áspero. Di gracias por mi preciado sentido del tacto.

Piensa en el milagro de tus ojos, que te permiten ver rostros, leer libros, periódico, teléfono, correos, ver tv, contemplar la belleza de la naturaleza, mirar un camino

Di gracias por mis ojos que me permiten verlo todo!

Piensa en tus oídos que te permiten oír tu propia voz, la de otros, hablar con las personas, usar el teléfono, oír música. Di gracias por mis oídos.

Cualquiera de tus sentidos sería imposible sin tu cerebro, que procesa más de un millón de mensajes por segundo. Di gracias por mi cerebro y mi hermosa mente.

Piensa en los millones de células que trabajan incesantemente, 24 horas diarias. Di gracias por mis células.

Piensa en tus órganos que te mantienen vivo que filtran, limpian y renuevan tu cuerpo. Di gracias a todos mis órganos que trabajan a la perfección.

Pero más milagroso aún que cualquier sistema, sentido u órgano es tu corazón. Él gobierna la vida de tus demás órganos. Di gracias a mi corazón fuerte y saludable.


Toma un lápiz y papel y escribe: EL REGALO DE LA SALUD ME MANTIENE VIVO.

Lleva hoy el papel contigo, colócalo en un sitio donde lo veas a menudo, repite la frase 4 veces hoy en ocasiones diferentes.


Ejercicio:

1. Enumera tus bendiciones, a primera hora, haz una lista de diez bendiciones en tu vida por la que estas agradecido, debes incluir una bendición por tu país, y escribe por qué estas agradecido.

2. Piensa en cada órgano de tu cuerpo y agradece por ello durante todo el día.

3. En un papel escribe la palabra EL REGALO DE LA SALUD ME MANTIENE VIVO.

4. Por lo menos en cuatro ocasiones durante el día, lee la frase despacio y sintiendo la mayor gratitud por el milagro de la salud.

5. Coloca el papel en un sitio donde puedas leerlo diariamente.

6. antes de irte a dormir cada noche toma tu piedra mágica y di la palabra mágica *gracias* por lo mejor que te ocurrió en el día.


"SOLO PUEDE DECIRSE QUE ESTAMOS VIVOS EN AQUELLOS MOMENTOS EN QUE NUESTROS CORAZONES ESTAN CONSCIENTES DE NUESTROS TESOROS"

Thornton Wilder


AGRADECE, CAMBIA TU VIDA

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS…


Marita Circosta




Comments


bottom of page