top of page

Actualizado: 2 jun 2018

HAY TEMOR PERO TU NO TIENES MIEDO

El miedo no es el problema. “Tú” eres el problema. ¿Qué quiero decir con esto? Tú dices “Tengo miedo” Pero ¿dónde está el que tiene miedo? El miedo está en el cuerpo. Sí, ahí está. Respira en el miedo ahora, no pienses en él. El miedo es sólo energía en movimiento. Es sólo palpitaciones. hormigueo, sudoración, escalofrío, opresión, contracción en la garganta, en el pecho, en el vientre. Todo eso es. Bendícelo todo ahora conscientemente, desde el amor. No lo llames ‘miedo’. No etiquetes el momento. Elimina esa historia “Tengo miedo” Y sólo permítele al cuerpo ser lo que es. Tú no estás en el miedo. El miedo está en ti. Eres más grande que él. Infinitamente más grande. Tú eres la luz de la conciencia que resplandece sobre el miedo Tú eres el hogar del miedo, su refugio, Su santuario, su lugar seguro.

El miedo no tiene control sobre ti cuando tú eres su hogar. El miedo no es el problema. Tu resistencia al miedo es el problema. Y sin embargo, en este amor, aún tu resistencia no es problema. No hay problema en el corazón del miedo. Hay temor, sí, pero tú no tienes miedo.

En el corazón del miedo, ‘tú’ no estás, aunque estás, completamente. Esto es una paradoja: ¡ESTO ES CORAJE!


- Jeff Foster

Traducido por Piedad Laverde





Comments


bottom of page