top of page

La alegría como hábito


Cuando me convocaron a escribir sobre la alegría como hábito, enseguida me acordé de mi comienzo en Sereno, hace 6 años. Me puse a pensar cómo era en ese momento la alegría para mí. Me di cuenta que era algo que dependía casi exclusivamente de algún acontecimiento externo, o estar acompañada de alguien… amigos, novio, algo así como un estímulo constante… si no pocas veces se hacía presente.

Cuando empezamos a trabajar el ejercicio de la alegría, justo antes del corazón, fue un despertar interno, donde por primera vez entendí que la alegría era un estado del ser. Fue un antes y un después en esos encuentros, comenzar a cuidar ese estado tan puro… sentirlo, vivirlo…

Fueron pasando los meses y al ser chacra corazón de base, el enojo era algo que tenía que trabajar mucho, es por esto que varias veces me encontré diciéndome “¿realmente la alegría estará en mí?”

Es de adentro hacia afuera, dice el ejercicio ¿Cómo sería eso? Sabiendo y sintiendo que mi mente iba a analizar todo, como lo venía haciendo hasta ese momento, tratando de controlar el sentir.

No les voy a decir que me fue fácil, pero recorrer ese camino en el cual por primera vez me conecté con la llama que brilla y late adentro nuestro es algo maravilloso todos los días.

Hoy me sigo acordando de esas palabras del ejercicio, y realmente puedo sentir que la alegría es de adentro hacia fuera y eso se refleja en cada palabra, cada gesto, cada acto.

Rosario López Blanco

Entradas Recientes

Ver todo

Palabras finales

Comenzar a proyectar este libro fue caminar de pasado a presente, ver cómo evoluciona el canal de conciencia. El amor de este camino, los miedos transitados, las culpas que se soltaron, el dolor que h

La honestidad en relación a la compasión

“Honestidad”: cualidad del que comparte grandeza. La honestidad se traduce en el trasmitir coherente a lo que uno piensa o siente. La pregunta aquí sería si cada vez que trasmitimos algo somos conscie

El ejercicio de la gratitud

Cuando me reconozco como tierra, como materia, acepto la abundancia y doy porque ya recibo, porque soy tierra, naturaleza. Aceptar la abundancia es decir que soy creativo, alquímico. Aceptar la abunda

Comments


bottom of page