top of page

La diferencia entre compasión y complacencia


Tal vez sería importante que te dieras cuenta que todo aquello que tiene que ver con la complacencia, tiene que ver con luchas, méritos, escalas, competencias, juicios, mentiras, máscaras; o sea amor con esfuerzos. Lleno de expectativas, de conciencias sólo en el recibir, y de vigilias y esperas.

En mi tierra, al complaciente se lo llama “el que no da puntada sin hilo”.

“Complacer” es la acción del ego en búsqueda de ser perfecto en el debería ser. Complacer es la creencia de que el otro necesita de ti para pasar el conflicto que ha atraído con sus talentos. Complacer significa inferiorizar los talentos y usar el "método y sistema" para lograr superar el conflicto y hacer mérito de ello.

La compasión es diferente. El dar es desinteresado. El dar es porque ya recibiste.

La compasión es trabajar en uno hacia el otro y ahí se termina el camino.

En resumen:

La COMPLACENCIA es la tolerancia excesiva, una suerte de omisión de los atributos generales de una persona. Se trata de exageraciones. La complacencia funciona esperando algún tipo de reconocimiento.

La COMPASIÓN, en cambio, se empieza por reconocer que no se desea el sufrimiento y que se tiene el derecho de alcanzar la felicidad, tanto con uno como con el prójimo. Es lo que se convierte en la base para empezar a generarla.

Entradas Recientes

Ver todo

agradecimientos

Agradezco mi ser a Marino Balbuena, por tu amor y tu potencia para que yo sea. Rosana Schoijett, mi maestra alquímica. Jorge Miño, maestro de la potestad. Lorena Butnar y Mario Miño, los amigos del "

testimonios

Como un marino solitario nadando en medio del océano, obnubilado por el brillo de las olas, no me había dado cuenta que había perdido de vista mi barco hacía mucho tiempo, y qué poca energía me quedab

תגובות


bottom of page