top of page

La fuerza de la visión


Después de varios años de investigación en los grupos se advierte que la posibilidad visual requiere del hacer. Si una persona visualiza algo y no lo hace, queda esclavo de las expectativas.

Ver son las primeras tres letras de la palabra: Verdad.

No existe visión sin el hacer en la verdad. Por eso, el siguiente consejo: que la visión sea con amor a la verdad. Es simple, es claro.

¿Amor a la verdad o razón al miedo? No ver desde la razón al miedo, sino ver desde la atmósfera del amor a la verdad. Por eso, al unir lo afro y lo chamánico, toda persona tiene que trabajar su visión en el “hacer montañas con sus talentos”, y no “llenar pozos de demandas con sus esfuerzos”.

La meditación pineal requiere del despertar; descubrir los talentos, darles continuidad, acción, y que estos talentos no se activen solamente cuando hay una demanda o un pozo, sino que trabajen en continuidad para crear montañas potencializadoras y materializadoras creativas.

No llenar pozos sino hacer montañas, es despertar la continuidad del accionar y despertar de los talentos.

La conciencia de la visión es mantenerse despierto en la posibilidad y sincronizar la materialización de lo intuido e inspirado.

Entradas Recientes

Ver todo

agradecimientos

Agradezco mi ser a Marino Balbuena, por tu amor y tu potencia para que yo sea. Rosana Schoijett, mi maestra alquímica. Jorge Miño, maestro de la potestad. Lorena Butnar y Mario Miño, los amigos del "

testimonios

Como un marino solitario nadando en medio del océano, obnubilado por el brillo de las olas, no me había dado cuenta que había perdido de vista mi barco hacía mucho tiempo, y qué poca energía me quedab

Comments


bottom of page