top of page

La serenidad en la felicidad

Todo camino por el mundo de los demonios tiene dos formas de transitarse. El parásito se detendrá, analizará, y tal vez evitará penetrar, pero tarde o temprano tendrá que pasarlo, caminarlo. La segunda forma es la del meditador, que no juzgará si es bueno o malo con su ecuanimidad, que no se separará en adentro y afuera, con su extroversión y su vacuidad. Ecuánime y vacuo en el caos de la prueba sombría habrá adquirido la atmósfera más libre, sana y potente a la cual se le llama serenidad.

Felicidad es la evangelización de los demonios. Serenidad es el estado de visión esférica donde todo se une, donde todo se integra; por eso la serenidad es la conducción, es el combustible de la verdadera felicidad.

Entradas Recientes

Ver todo

Palabras finales

Comenzar a proyectar este libro fue caminar de pasado a presente, ver cómo evoluciona el canal de conciencia. El amor de este camino, los miedos transitados, las culpas que se soltaron, el dolor que h

La honestidad en relación a la compasión

“Honestidad”: cualidad del que comparte grandeza. La honestidad se traduce en el trasmitir coherente a lo que uno piensa o siente. La pregunta aquí sería si cada vez que trasmitimos algo somos conscie

El ejercicio de la gratitud

Cuando me reconozco como tierra, como materia, acepto la abundancia y doy porque ya recibo, porque soy tierra, naturaleza. Aceptar la abundancia es decir que soy creativo, alquímico. Aceptar la abunda

Comments


bottom of page