top of page

Los beneficios de Meditar

Nuestra mente es una niña inquieta que va de un lugar a otro sin parar… Estar en el aquí y el ahora es una tarea casi imposible para el común de las personas y vivimos presos del ayer y esclavos del mañana… Tenemos tanto miedo al silencio porque empezamos a oír los reclamos de nuestra alma que por eso vivimos una loca carrera por la vida y llenamos ese vacío con una intensa vida social, mirando TV, chateando, hablando por teléfono, comprando compulsivamente, o soñando despiertos la vida que nos gustaría…

Aprender a relacionarnos con nosotros mismos es una tarea de la que huimos ya que a “estar con nosotros mismos” le llamamos “soledad” y esa palabra aterra a la mayoría… Encontrarnos con nosotros, mirarnos a la cara, escucharnos y conocernos puede ser una de las labores más gratificantes de esta vida porque no solo eliminamos el estrés y sino que resignificamos nuestra relación con el afuera.  En la total quietud de lo interno durante la meditación, canalizamos  mejor la energía del subconsciente y somos capaces de plasmar los  pensamientos buenos surgidos desde los más profundos y sutiles niveles de la consciencia mental, esos pensamientos generan dinamismo o lo que llamamos “buena vibra” que nos rodeará mientras estemos sintonizados.

Meditar nos es cosa tan difícil, pero se requiere de voluntad y constancia para hacerlo… Dedicar solo 20 ó 30 minutos al día para estar en el presente. Volver a ser como los niños y entregarlos al disfrute de sentir la existencia… Acallar la mente… cesar todo ese ruido que tenemos en la cabeza y oír los latidos de nuestro corazón… Sentir como la sangre transita por nuestras venas… Sentir… Vibrar… resimbolizar... resignificar...

Un antiguo refrán oriental señala: "Cierra los ojos y verás, haz silencio y escucharás" y es así… Cuando logramos escuchar el silencio y ver nuestro mundo interior es cuando “despertamos” y nos sintonizamos con nuestra esencia divina… dejamos de ser solo un cuerpo y una mente e integramos el SER verdadero que nos trae la tan ansiada calma… 

Cuando la mente se calla deja el silencio necesario para escuchar al Espíritu...


Comments


bottom of page