top of page

Durante los grupos de Sereno se hace un ejercicio de perdón que no sólo es perdonar al que ofende, sino también al ofendido.

Esto es porque renuncias a esa escala: la ofensa, el ofendido, el que ofende. Para salir de ahí, la forma es el perdón. Una vez que uno elabora bien el perdón, limpia su corazón. Cuando logras eso, su atracción empieza a ser más potente, ligera como el viento. Muchas veces te preguntas por qué hay gente que atrae más que otra, pues ésta es una de las cuestiones: las personas ligeras de rencores, siempre conectan más con sus caminos.

Igualmente cuando logras entender el amor, el perdón es el proceso más fácil que hay. Muy fácil. Es tan fácil que terminas uniendo el amor al perdón, y es de esa manera cómo elevas la compasión a un nivel espiritual. Todo lo tomas como una prueba. Todos los seres que encuentras, buenos o malos, son grandes maestros en la sincronicidad de tu vida. El perdón es un proceso de transformación que tiene un solo fin, el amor.

Marino Balbuena una vez comentó: “quien opta por la venganza debe cavar dos tumbas”, de esa manera él entiende su ejercicio del perdón.

Si no perdonas por amor, perdona al menos por egoísmo, por tu propio bienestar…” Dalai Lama.

En el mensaje de amor y sabiduría para la humanidad, el profeta Elías se comunica con Roque Rojas (chamán tolteca) cuenta que cuando una persona está en amor perdona antes que la ofendan.

Entradas Recientes

Ver todo

agradecimientos

Agradezco mi ser a Marino Balbuena, por tu amor y tu potencia para que yo sea. Rosana Schoijett, mi maestra alquímica. Jorge Miño, maestro de la potestad. Lorena Butnar y Mario Miño, los amigos del "

testimonios

Como un marino solitario nadando en medio del océano, obnubilado por el brillo de las olas, no me había dado cuenta que había perdido de vista mi barco hacía mucho tiempo, y qué poca energía me quedab

Comments


bottom of page