top of page


El deseo, la intención: evolucionar la comunicación. Así como cada día mi percepción me da conciencia sobre la quietud en que se ve envuelto nuestro mundo, la resistencia a la evolución al punto de convertirse en involución, una hermosa persona en el Tepozteco buceó en el tema con mucha claridad. El encuentro con el sí mismo, es decir, con el Universo, está presente. En cada acto que realizamos, en la magia que reside en nuestros seres, en nuestras células.

Sentí de manera cabal como mi ser es un canal y mi cuerpo es agua, por lo que ninguna molestia física o enfermedad podía instalarse en él si permitía el flujo, el transcurrir del ritual, el aceptar del momento presente y mi facultad de sanación, olvidar el miedo a la muerte.

Esa sensación fue de placer, se fue haciendo cada vez más intensa, hasta que al salir del baño de temazcal algo sucedió. Las polaridades no existieron por un momento, y mis capas se fueron desvaneciendo como velos… hasta que las vi aparecer muy rápida y claramente en la expresión de los rostros cuando volvía la identidad y mi domesticación volvía a asomar. Por un momento viví la comunión con el Todo y con el Todos, con mi sí mismo.

Y ahí comprendí el origen de un asunto central que me pone de cara a mi vocación. El dolor del mundo, el llanto de la Tierra que recorre mis venas, la guerra entre seres humanos, entre hermanos, entre seres de amor, empieza allí. Nos alejamos de nosotros, y por lo tanto de los otros.

En cuanto nos alejamos del amor.

En cuanto nos oponemos al flujo, al ser canales, a la conexión que hay entre todas las cosas que componen el Universo, inherente a nuestra existencia.

Allí es donde veo la Luz en la vocación del comunicador. En la misión de ser chamán, de ser canal, y luego comprender la del nagual. Intérprete de símbolos, encargado de iluminar a los seres que lo rodean.

Doy gracias por esta experiencia inolvidable y su enseñanza. Gracias al Universo, gracias a todos mis maestros.

Lucas Lopardo

Entradas Recientes

Ver todo

Palabras finales

Comenzar a proyectar este libro fue caminar de pasado a presente, ver cómo evoluciona el canal de conciencia. El amor de este camino, los miedos transitados, las culpas que se soltaron, el dolor que h

La honestidad en relación a la compasión

“Honestidad”: cualidad del que comparte grandeza. La honestidad se traduce en el trasmitir coherente a lo que uno piensa o siente. La pregunta aquí sería si cada vez que trasmitimos algo somos conscie

El ejercicio de la gratitud

Cuando me reconozco como tierra, como materia, acepto la abundancia y doy porque ya recibo, porque soy tierra, naturaleza. Aceptar la abundancia es decir que soy creativo, alquímico. Aceptar la abunda

Comments


bottom of page