top of page

Cuando me encontré estaba llena de miedos. Me limitaba a creer que mi luz no brillaba lo suficiente entre tantas luces.

Cuando me encontré supuse que el dolor no me iba a llevar a buen camino, que nada me iba a enseñar.

Cuando me encontré creí lo que de mí se dijo. Me defendí y supuse que nada más había por aprender.

Cuando me encontré discriminaba mi cuerpo, enjuiciaba mis actos, subestimaba mi amor.

Cuando me encontré tantas máscaras no me dejaban ver la gente a mi alrededor.

Hoy mis miedos siguen allí, pero me potencian.

Mi luz brilla más gracias a mis talentos.

Mi dolor me enseña a aceptarme.

Mis palabras no me defienden, son impecables.

Soy amable y agradecida con mi cuerpo.

La compasión es mi acción preferida.

Mi alma es la unión de mi ser.

Hoy, sin mi tribu no existiría yo.

Sin el perdón no sería liviana.

Sin el amor no podría fluir.

Sigo siendo la misma que encontré sólo que más consciente y agradecida por el amor que tiene mi ser.

Cuando la bioenergía llegó hasta mí, me encontré con un montón de seres que se reflejan en mí y yo también soy eso, lo soy.


Micaela Madonía.


*

Una de las personas en la vida por la que siento amor incondicional es Villamor. Él es un hermano del alma que esta vida me regaló.

Ha tenido pruebas muy fuertes que enfrentar, y son las que nos unieron más.

Es especial para mí escribir en su primer libro, ¿por qué? Porque él es parte de mi vida.

Sereno me acompaña y no dejo de nutrirme de él.

Todos tenemos misiones en esta vida, y no me cabe duda que Villamor está dejando un legado con mucha conciencia para potenciarnos, para ser libres, felices, vivir sanos, abundantes y dinámicos.


Gabriela Ghilino.

Entradas Recientes

Ver todo

agradecimientos

Agradezco mi ser a Marino Balbuena, por tu amor y tu potencia para que yo sea. Rosana Schoijett, mi maestra alquímica. Jorge Miño, maestro de la potestad. Lorena Butnar y Mario Miño, los amigos del "

testimonios

Como un marino solitario nadando en medio del océano, obnubilado por el brillo de las olas, no me había dado cuenta que había perdido de vista mi barco hacía mucho tiempo, y qué poca energía me quedab

Comments


bottom of page