top of page

Villamor,

como su nombre señala, es una villa de amor,

de amor que nos transforma.


Rosana Schoijett


*


Qué difícil bajar en palabras todo este camino andado hasta ahora, siendo súper visual y no usando imágenes para reforzarlo; pero voy a intentar ser impecable con mis palabras: me viene una sola: … ¡Gracias!

No sólo por resignificar mi cuerpo, mi sanación, mi creencia, mi libertad, mi dinamismo, mi visión, mi inmadurez rebelde, y sobre todo mi sentir con el perdón. Sino también con el otro, este dar sin esperar algo a cambio, ese reflejo que me devuelve que eso soy yo. Ese otro, mi prójimo, con un abanico de posibilidades de inmensa fuerza que me lleva a afrontar la compasión a pesar de todo, sobre todo, de mí.

Yo vine buscándome, y terminé encontrando a todos. ¡Gracias!


Mili Curto

Entradas Recientes

Ver todo

agradecimientos

Agradezco mi ser a Marino Balbuena, por tu amor y tu potencia para que yo sea. Rosana Schoijett, mi maestra alquímica. Jorge Miño, maestro de la potestad. Lorena Butnar y Mario Miño, los amigos del "

testimonios

Como un marino solitario nadando en medio del océano, obnubilado por el brillo de las olas, no me había dado cuenta que había perdido de vista mi barco hacía mucho tiempo, y qué poca energía me quedab

Comments


bottom of page