top of page

Trabajar sobre los demonios


Cómo me gusta el castellano. Amo este idioma, porque en la similitud de las palabras encontrás la posibilidad de la intención. Demonios y dominios. Cualquier poeta lo usaría en una rima. Cualquier músico lo haría rimar en el ritmo. Cualquier niño cuando recién empieza a hablar los confundiría, o diría uno por otro.

Una chamana tolteca me enseñó a entender mis demonios de esta forma, pero también me dijo que existen cuatro de ellos, que tenemos que aprender a transitarlos y superarlos.

La culpa, el miedo, el dolor y el ego; los llamó demonios primarios.

Después me habló de la ansiedad, la tristeza, tiempo, y angustia, que son los que en el chamamismo son denominados: demonios secundarios.

Entradas Recientes

Ver todo

Palabras finales

Comenzar a proyectar este libro fue caminar de pasado a presente, ver cómo evoluciona el canal de conciencia. El amor de este camino, los miedos transitados, las culpas que se soltaron, el dolor que h

La honestidad en relación a la compasión

“Honestidad”: cualidad del que comparte grandeza. La honestidad se traduce en el trasmitir coherente a lo que uno piensa o siente. La pregunta aquí sería si cada vez que trasmitimos algo somos conscie

El ejercicio de la gratitud

Cuando me reconozco como tierra, como materia, acepto la abundancia y doy porque ya recibo, porque soy tierra, naturaleza. Aceptar la abundancia es decir que soy creativo, alquímico. Aceptar la abunda

Comments


bottom of page