top of page

Vocación Sanadora Encuentro #1 Vocación y Sanación

Actualizado: 31 jul 2021

SANACION: Acción Sana


"SEAMOS EL CAMBIO QUE QUEREMOS VER EN EL MUNDO" M. Gandhi


Si desdoblamos la palabra sanación, llegamos a Sana Acción. En sánscrito la palabra acción se escribe Karma. En la interpretación más contemporánea, cuando estamos diciendo sanación, decimos: Sana karma.

Lejos de ver al karma como una interpretación negativa, la palabra karma es muy simple, es un verbo sánscrito que significa “hacer”. No tiene ninguna connotación negativa ni positiva: hacer o accionar.

Sería importante usar bien la palabra Karma y a tener conciencia que cada vez que accionamos, discernimos en sanación. Ninguna acción que haya pasado por el discernimiento de la sanación podrá ser juzgada, dado que la atmósfera del “sana” tiene conciencia individual y conciencia colectiva.

Sana Karma, sana acción, atmósfera sana. El ser que está vinculado con su entorno y con todo aquello que tiene vida tiene que tener la suficiente conciencia para no sólo enfermar o tensar a su prójimo humano, sino que además no puede tensar ni enfermar a toda la naturaleza; y si este ser ya ha entrado en una conciencia universal tampoco tiene que tensar ni enfermar a nada que tenga vida en todo el universo.

La verdadera transmutación requiere de la alquimia y dentro de esa alquimia el elemento base es la sanación. No existe transmutación libre si la sanación está ausente.



¿Qué es la enfermedad?


Es un maestro, una oportunidad para organizar una armonía superior en nuestra propia vida, a nivel físico, emocional, mental y espiritual.

¿Qué enferma primero, el cuerpo o el alma?

El alma no puede enfermar, porque es lo que hay perfecto en tí, el alma evoluciona, aprende. En realidad, buena parte de las enfermedades son todo lo contrario: son la resistencia del cuerpo emocional y mental al alma. Cuando nuestra personalidad se resiste al designio del alma es cuando enfermamos.




VOCACION


Encontrar la vocación aspira a la plenitud de la vida. Esta plenitud puede ser concebida de distintas manera, puede también considerarse como un ir mas allá de la condición humana.

Vista la vocación desde el punto de partida en el cual nos hallamos, la misma se presenta como algo singular, único. Consiste en que cada uno realice su propia potencia humana y espiritual. Muchas este camino de potencia comienza en singular pero en un punto todos nos igualamos.

Este camino exige un uso adecuado del “libre albedrío”, dado que hay ciertas tendencias inconscientes, y a veces, algunas circunstancias internas o externas que obstaculizan el desarrollo de la vocación.

Todas las circunstancias internas y externas conforman la expresión del campo de la vocación

La Vocación nos abre al prójimo, a la sociedad, al cosmos, a la trascendencia. Nuestro desarrollo implica el desarrollo del medio.

La vocación tiende a conciliar y satisfacer el deber con el querer, pues se cumple con la misión de la vida y se tiende a la plenitud.

La Vocación nos pide un aprendizaje teórico y práctico constante.

Toda la Vida es Vocación, en algún sentido nunca es tarde para iniciar nuestra vocación.

Es “sacrificio” porque exige al “ego” una entrega, tiene que dejar de ser el dueño de la casa.

La vocación propiamente dicha requiere por sobre todo la aceptación, si bien toda vida es vocación.


Una pregunta muy común es como se desarrolla la vocación, No hay recetas ni métodos para esto.

Existen algunos medios.

Tenemos

Conocimientos tradicionales. Se entiende por tradición aquellos conocimientos que han sido adquiridos a través de estudios, lecturas de textos sagrados ó todo aquellos que nos ha inspirado.

El punto de partida aquí es conectarse con esa sabiduría, con la experiencia que ella nos produce.


Las Practicas Espirituales, estas practicas también podemos incluirlas dentro de los conocimientos tradicionales y son la meditación, la oración, técnicas corporales, ritos, etc. Estas prácticas permiten entender mejor los textos y conectando ambos logramos poder entrar en este camino hacia nuestra vocación.


El desarrollo de la vocación es un camino individual, sin embargo, la persona es un ser social, abierto a su medio. El acompañamiento y el apoyo de quienes van por este camino son un increíble estímulo para el desarrollo de la vocación humana. Constituye un medio propicio para compartir las experiencias y situaciones. Se comparte no solo desde la palabra y el gesto, sino la actitud total, se respeta el silencio del otro.


El Maestro o Guía. El verdadero maestro ó guía es interior.

Puede existir persona ó personas que actúen como guias o maestros, cómo una manifestación visible del maestro interior. Esto es transitoriamente porque luego la persona encuentra el suyo. El Maestro externo potencia a la persona para que encuentre su maestro interior.

Nunca un maestro se toma la autoridad espiritual como propia, sino que la considera cómo algo que lo excede.

Hay que estar muy atento porque acá es fácil confundirse y entrar en la veneración de la persona que esta en la posición de Maestro.


Hay un paso incial y permanente que es dejar el YO.

El Yo debe darse, entregarse, renuncias a monopolizar a la persona humana para así poder oir el llamado de la vocación, aceptar dicho llamado y realizarlo. De ese modo, y los medios obran adecuadamente.



Entradas Recientes

Ver todo

Procrastinaciones por reclamo del universo

El Olvido Olvidar es una acción involuntaria que consiste en dejar de recordar, o de guardar en la memoria, información adquirida. A menudo el olvido se produce por el "aprendizaje interferente", que

Procrastinaciones Emocionales

Aceptación Sombria Con origen en el término latino acceptatio, el concepto de aceptación hace referencia a la acción y efecto de aceptar. Este verbo, a su vez, está relacionado con aprobar, dar por bu

Procrastinaciones Mentales

La Duda La duda es una dificultad para elegir y tomar decisiones en un área específica. La duda hace que la persona se quede allí hasta encontrar la respuesta. La duda no es todo o nada. La duda es co

Comments


bottom of page