top of page

Vocación Sanadora Encuentro #6 - El Estado del Alma

Actualizado: 28 sept 2021


Carta al Escéptico

Por Bernardo Nantes


Hay algo de nobleza en el escéptico porque ha decidido no acatar autoridad alguna, no resguardarse de la tempestad de la vida en refugios prestados. Pero ése es el escéptico que hace honor a la acepción antigua del término según la cual ‘escéptico’ es “el que mira o examina cuidadosamente”. Tal cuota de escepticismo limpia la mirada del hombre que busca y que se busca y evita adhesiones ciegas.


En cambio, no es verdadero escéptico quien niega toda posibilidad de acceso a la verdad sin el compromiso de buscarla.


Bajo el ambiguo rótulo de ‘escépticos’ suelen enmascararse los tibios que mediante un aparente preguntarse, sólo examinan conceptos, argumentos, sin arriesgar su propia actitud, su propia forma de estar en el mundo.


Por cierto, el escéptico puramente teórico, en apariencia neutro, suele comportarse en la vida dogmáticamente. Porque nos referimos a la búsqueda de la verdad entendida como un camino que dé sentido a la propia vida, sin la intención de alcanzar un discurso supuestamente verdadero y definitivo.


El verdadero escepticismo, aquel que indaga, que mira, que busca, no puede descartar los métodos silenciosos de la meditación, de la atención plena, de la contemplación. No vaya a ser que, por desechar de entrada la posibilidad de un cambio de mirada, nos obstinemos con la ceguera.



A grandes pruebas, grandes espíritus


Me gustaría empezar con una frase chamánica: “A grandes pruebas, grandes espíritus”.

Sí, yo siento que las pruebas que vamos encontrando por la vida, son pruebas que no son casualidades, son algo que tenemos que aprender, por eso el sinónimo de prueba para mí es maestría. Cuando uno vive en maestría, vive en prueba constantemente, la prueba pasa a ser una circunstancia para hacer méritos.

En el Libro de la vida verdadera, Elías decía: “ni la hoja del árbol se mueve sin la voluntad de Dios, y él está tanto en las pequeñas como en las grandes obras de la creación”.

Creo que nos habla del estado de incertidumbre dinámica que nos permite la prueba. La velocidad en que la podemos pasar, va a depender de nuestro discernimiento y búsqueda del mérito, o fruto que encontremos en cada una de ellas. Cada prueba va cambiando toda la idea de la perfección que tenemos, eso hace que despejemos de parásitos nuestro ser y nos conectemos en la restitución de nuestro sistema de creencias.

Tal vez ahí está la clave, o la contestación a la pregunta, ¿para qué es esta prueba? Cada día trae una prueba, no hay vacaciones para ellas. Es la evasión, que tiene una bolsa que las acumula. No hay pruebas grandes, ni chicas. Hay pocas o muchas. Son cuánticas.

Si tomas una a una, en el momento que se presenta, y usas la compasión y la impecabilidad, te vas a dar cuenta que cada día que pasas frente a la prueba no va a haber cansancio, pereza.

Ya no vas a cargar esa bolsa pesada de cosas sin resolver. Ya no vas a cargar con esos patrones que se repiten. Sólo vas a hacer mérito, día a día con tus pruebas.

La prueba que ves en el día a día son las que te iluminan el espíritu, donde descubres más de tu virtuosismo, y donde resignificas no sólo tu vida, sino también tu fe.

A veces tus pruebas, no sólo son para ti, son para toda tu tribu.

La muerte de un ser querido a veces nos abre los ojos para que resignifiquemos nuestra vida y así como se abren nuestros ojos a la realidad, a la luz de la verdad, damos gracias por la vida.

Entonces me pregunto; ¿tenemos que pasar por una situación de muerte para valorar la vida?

¿Tenemos que pasar por la enfermedad para saber que existe la sanación?

¿Tenemos que pasar por la tristeza, por el enojo para saber qué es la felicidad?

¿Tenemos que pasar por la vulnerabilidad, la pobreza, la miseria para saber qué es la abundancia?

¿Tenemos que conocer esos extremos de la escala para poder entender la completud de ella?

Yo diría que sí, pero no hablaría de una escala lineal, hablaría de una esfera. Sí, una esfera de luz donde convives con tus derechos de nacimiento. Una esfera de luz donde está la abundancia, la felicidad y la sanación.

Siempre donde convive la abundancia, va a estar la prueba de la pobreza, la miseria, la vulnerabilidad, el estancamiento, etc.

Siempre donde convive la felicidad, va a estar la prueba de la tristeza, el enojo, la melancolía.

Siempre donde convive la sanación, va a estar la prueba de la enfermedad, el apego.

A eso lo llamo yo, la perfección de la incertidumbre dinámica.

No te evadas de la prueba, son sólo lecciones que debes aprender. Esas pruebas son el alimento continuo de nuestro espíritu que nos permite estar en esta misión humana que es noble y digna.


Las pruebas son parte de la perfección del universo, muchas parecen innecesarias, pero cuando pasa el tiempo, te das cuenta que la profundidad que has adquirido en la prueba, te devuelve renovado y descubriendo otros aspectos diferentes de la paz.

Después de cada prueba resignificarás tu fuerza y verás la sincronicidad de todo.

Tal vez las pruebas sólo son el despertar del que habla Jung.

Sí, nos pasamos la vida mirando hacia afuera, demostrando cosas y alimentando el sueño de la masa colectiva de zombies anónimos solitarios, nos quejamos de eso todo el tiempo, hablamos de la inseguridad, hablamos del egoísmo, Jung decía que mirar hacia adentro es el verdadero despertar.

Creo que hablaba también de que toda prueba tiene que hacer mérito en tu interior, si buscas los méritos de la prueba en tu exterior creo que no vas a crecer en espíritu.

Sólo vas a crecer en ego, orgullo y autoestima.

También tenemos que ser centinelas de la prueba del prójimo. No todos están despiertos, hay algunos que están dormidos. Tratemos de despertarlos, pero si no es así, les propongo ser acompañantes de compasión con ellos.

Recuerden que cuando ustedes están en sanación, felicidad, abundancia, libertad y discernimiento van a atraer a aquellas personas que estén buscando esos estados de la conciencia. Es ahí donde se ve la verdadera caridad.

No las abandones, sé su protector, al igual que pensamos en nuestro ángel de la guarda. Yo creo en la potestad que me fue dada desde nacimiento.

Esa potestad son mis derechos y ellos son los talentos para pasar las pruebas. Entonces quiero terminar así con esta frase: “No juzgues a las vicisitudes de la vida que se presentan como obstáculos para vuestro progreso, velo como un camino de pruebas para hacer méritos y resignificar tu ser hacia la libertad y paz plena.”

Todos saben que he pasado por la prueba de la enfermedad.

No estaría escribiendo y concluyendo esto, si esa prueba no hubiera llegado a mi vida.



Conversación de Roque Rojas y el espíritu de Elías sobre las enfermedades

Roque Rojas es un tolteca, que al igual que Donald Wash, recibió la palabra de un espíritu y la transcribió. Son 16 tomos que se llaman “El libro de la vida verdadera”. Cuando Roque Rojas le pregunta por las enfermedades, esto es lo que contesta el espíritu de Elías, allá por 1866: “Apartad de vuestro corazón el horror que pudieras sentir por los que sufren enfermedades que vosotros llamáis asquerosas, y rechazad la repulsión que pudieseis experimentar al encontraros frente al homicida o al que ha enloquecido en los vicios. Tendedles vuestra mano, dedicadles las frases más sentidas. Orad por ellos. Sólo el universo sabe lo que se esconde en cada una de esas existencias, sólo él conoce las causas de su caída. Cuando la enfermedad os agobie, oh enfermos benditos. No desesperéis, no está enfermo vuestro espíritu, elevar la oración al universo, elevar vuestra fe y espiritualidad y así os volverá la sanción a su cuerpo. Pero orad en la forma que yo os he enseñado, espiritualmente. Se desatarán enfermedades extrañas y raras. Ante las cuales la ciencia será impotente. ¿No deseáis sanar las enfermedades del espíritu, así como las de la materia? Pues ya lo puedes hacer, pero contesta estas preguntas: ¿Cuándo va a comenzar vuestra actividad para el prójimo? ¿Cuándo vas a ponerle punto final al materialismo? ¿Cuándo vas a la nueva vida llena de espiritualidad? No daréis enseñanza si antes no la habéis practicado, porque nadie os creerá. Los hombres pedirán pruebas, que a vosotros os he enseñado a dar. De lo que hasta ahora podéis y debéis saber del espíritu, ya os he hablado, seguiréis luchando por ser fuertes de espíritu y materia, pues si hasta ahora existen enfermedades entre vosotros, es porque no habéis sabido elevaros sobre la miseria y el dolor de esta vida, por falta de espiritualidad y de fe. Cuantas veces estás enfermo sólo porque así lo pensáis, porque a cada paso creéis que os sigue la fatalidad u os acecha el dolor, entonces atraéis con la mente a las tinieblas, de las cuales rodeáis vuestra vida material y vuestra jornada espiritual. Más aquí me tenéis para encender la fe en la vida, en la verdad, en lo eterno, en la paz perfecta y también para enseñaros a atraer la luz hacia vosotros." Roque Rojas pregunta: ¿Cuál sería la palabra impecable para el enfermo después de saber qué es la enfermedad en el espíritu? Contesta Elías: “Así como la sangre corre por vuestras venas y vivifica el cuerpo, así, de esa forma entra la energía del universo por tu espíritu. No hay motivo de estar enfermo si cumplís esta ley. La vida es sanación, alegría, felicidad, abundancia y armonía. Estando enfermos no podéis ser un depósito de los bienes divinos. Hay que volver al camino para sanar nuestras dolencias y que os ayude en nuestras flaquezas.” Sanar (según lo que dijo Elías a Roque Rojas) El verbo divino dice: “Os estoy preparando para que seáis en breve, doctores del espíritu y del cuerpo, mas sabed que es más importante ante mí el que sana al espíritu, que el que cura el dolor de la materia. Ante vosotros llevarán al enfermo incurable para que lo sanéis, os llamarán antes el moribundo para que lo volváis a la vida y os presentarán al que ha perdido la razón o al poseído, para que le deis la luz a su espíritu y la libertad a su entendimiento. Aprende de todo esto y en vuestro camino seréis reconocidos como mis discípulos. Habrá quienes al contemplar vuestro don curativo quieran comprar vuestro secreto, unos con buena fe, otros con fines de lucro, mas a ellos diréis que el secreto para sanar el dolor del enfermo es la caridad. Y ese don, todos los poseen. Discípulos, ¿no deseáis sanar las enfermedades del espíritu así como las de la materia? De cierto os digo que podéis hacerlo, mas, ¿Cuándo vas a comenzar vuestra actividad? ¿Cuándo pondréis punto final a vuestro materialismo? ¿Cuándo vais a la nueva vida plena de espiritualidad? Bienvenido sea ante mí el cansado, el afligido, el triste, el enfermo, el pecador, porque yo vengo a consolaros, a sanaros y perdonaros. Lo mismo tengo caridad del ferviente que del incrédulo. Sanad todos los males del espíritu y del cuerpo porque tenéis la misión de consolar de fortalecer y de sanar a vuestros semejantes. Mas yo os pregunto, ¿qué salud puedes transmitirle a los necesitados si vosotros estuvieseis enfermos? ¿Qué paz podría emanar de vuestro espíritu, si él se encontrase turbado por preocupaciones, sufrimientos, remordimientos o bajas pasiones? La paz, la luz y el bálsamo, formarán con nuestro ser un solo cuerpo, de tal manera que no sólo ungiendo a un enfermo lo sanareis, sino que en vuestra palabra, en vuestro pensamiento, en vuestra mirada transmitiréis salud, paz y fortaleza y en muchos casos, vuestra sola presencia emanará estas virtudes.

Cromoterapia

Los colores y las visiones Cada tonalidad tiene su ying y su yang. Cada tonalidad tiene su todo.

Color rojo El color rojo tiene una peculiaridad, tal vez hay que ver que no esté muy disperso. Es interesante cuando podemos tener este color sólo en el chacra raíz; pero bueno todos saben que es difícil de controlar. Significa, ambición, valentía, coraje. Esfuerzo, deportista, complaciente, apasionado, obsesivo, ansiedad. Ahora en su medida es bueno, pero cuando está en demasía puede ser que estemos frente a alguien con una gran ambición y tanta ambición puede volver a esta persona un narciso, egoísta y autoritario y llevar a un desequilibrio. Si quieres saber más de este color, relee Sereno potenciado. Color azul y celeste El color azul es la sinceridad, excelente orador y simpático. El azul es una persona que proyecta el aquí y ahora y el celeste tiene gran apego por el futuro. Hay que tener cuidado porque estos colores en abundancia, pueden ser una energía muy esperanzadora, pero también marcan mucha vitalidad. Tiene que manejar la inestabilidad, la polaridad de los estados de ánimos y suele ser un conflicto la soledad. Cuando lo vemos muy arriba puede ser stress. Color rojizo brillante con amarillo Es un color muy bondadoso, devoción, inocencia, justo, no es fácil el momento cuando aparece en una persona porque está en una ferviente búsqueda. Puede ser asfixiante, y hay que tener cuidado con la hipocresía. Color naranja puro Indica sociabilidad, actividad sexual, actividad creativa, diplomacia, manipulación, frivolidad y deseo de control a través del sexo. Color índigo (ideal para ojo) El color del cariño, la comprensión, el consejo, voluntarioso, bondadoso, buena predisposición. Cuando se ve en otros chacras que no es el ojo, puede ser perversidad, angustia y frustración y a veces picos de depresión.

Color plateado Idealista, poder mental, perezoso. Color amarillo Social, atento, inteligente, despistado, hipotético, autocrítico, etc. Color violeta Espiritualidad, concentración. Hay que tener mucho cuidado porque puede desconectarte con tu animal físico, llevarte a un desgano de ver al resto y subestimación por los otros. Color dorado Color de grandes metas, visionario, mucha carga energética, transformación, hay que tener cuidado cuando existen muchas exigencias. Color verde Encanto natural, determinación, valor, sanador de emociones. Despiadado frente a la obsesión, la que puede volverse tozuda y empecinada. Color rosa Sensible, sentimental, sacrificado, dependiente. Color blanco

Es el color que no tiene nada negativo. Calma, sencillez, templanza.


La sabiduría del silencio interno

1. La sabiduría del silencio interno. 2. El parloteo constante de nuestra mente y de nuestra boca agota el Chi y nos debilitan considerablemente. 3. La mente evita el silencio porque el silencio no tiene límites no tiene forma y no se puede definir. 4. La mente ama los sonidos y los ruidos porque se parecen a los pensamientos, se les puede dar una forma, una definición, analizarlos y conceptualizarlos. 5. Los sabios taoístas nos han legado una serie de consejos útiles y prácticos que descubrieron a través de cultivar el silencio interno. 6. Habla simplemente cuando sea necesario. Piensa lo que vas a decir antes de abrir la boca. 7. Sé breve y preciso, ya que cada vez que dejas salir la palabra por la boca, dejas salir al mismo tiempo parte de tu vitalidad. 8. Desarrolla el arte de hablar sin perder la energía. Nunca hagas promesas que no puedas cumplir. 9. No te quejes y no utilices en tu vocabulario palabras que proyecten imágenes negativas, porque esto producirá alrededor de ti todo lo que has fabricado con tus palabras cargadas de Chi. (Energía creadora) 10. Si no tienes nada verdadero, nuevo y útil que decir es mejor quedarse callado y no decir nada. 11. Aprende a ser como un espejo, escucha y refleja la energía. 12. El Universo mismo es el mejor ejemplo de espejo que la naturaleza nos ha transmitido porque el Universo acepta sin condiciones nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestras palabras, nuestras acciones. 13.Y nos envía el reflejo de nuestra propia energía bajo las formas de las diferentes circunstancias que se presentan en nuestra vida. 14. Si te identificas con el éxito, tendrás éxito. Si te identificas con el fracaso tendrás fracasos. 15. Así podemos observar que las circunstancias que vivimos son simplemente manifestaciones externas del contenido de nuestra agitación interior. 16. Aprende a ser como el Universo escuchando y reflejando la energía sin emociones densas y sin prejuicios. 17. No te des mucha importancia. Se humilde porque cuanto más te muestras superior, inteligente y prepotente, más te vuelves prisionero de tu propia imagen. 18. Sé discreto preserva tu vida íntima, de esta manera te liberas de la opinión de los otros. 19. Y llevarás una vida tranquila volviéndote invisible, misterioso, indefinible e insondable como el Tao. 20. No compitas con los demás, vuélvete como la Tierra que nos nutre que nos da lo que necesitamos. 21. Ayuda a los otros a percibir sus cualidades, sus virtudes y a brillar. 22. El espíritu competitivo hace que crezca el ego, nos separa y crea conflictos inevitablemente. 23. Ten confianza en ti mismo, preserva tu paz interna evitando entrar en la provocación y en las trampas de los otros. 24. Toma un momento de silencio interno para considerar todo lo que se presenta y toma tus decisiones después, así desarrollarás la confianza en ti mismo y en la sabiduría. 25. Evita el hecho de juzgar y de criticar a la gente. 26. El Tao es imparcial y sin juicios, no critica, tiene una compasión infinita y no conoce la dualidad. 27. Cada vez que juzgas a alguien lo único que haces es separarte, expresar tu opinión personal. Es una pérdida de energía, puro ruido. 28. Deja que cada cual resuelva sus propios problemas y concentra tu energía en tu propia vida. Ocúpate de ti mismo. No te defiendas. 29. Cuando tratas de defenderte estas dando demasiada importancia a las palabras de los otros y das más fuerza a sus opiniones. 30. Si aceptas el no defenderte estás mostrando que las opiniones de los demás no te afectan, que "escuchas". Que son simplemente opiniones y que no tienes que convencer a los otros para ser feliz. 31. Tu silencio interno te vuelve sereno. 32. Haz regularmente un ayuno de la palabra para volver a educar al ego. Practica el arte de no hablar. 33. Progresivamente desarrollarás el arte de hablar sin hablar y tu verdadera naturaleza interna. 34. Reemplazará tu personalidad artificial dejando brotar la luz de tu corazón y el poder de la sabiduría del "silencio". 35. Gracias a esta fuerza atraerás hacia ti todo lo que necesitas para realizarte y liberarte. 36. Así pues, quédate en silencio. Cultiva tu propio poder interno. Respeta la vida de los demás y de todo lo que existe en el mundo. 37. No trates de forzar, manipular y controlar a los otros. 38. Conviértete en tu propio maestro y deja a los demás ser lo que son o lo que tienen capacidad de ser. 39. El Taoísmo se desarrolló a partir de un sistema filosófico basado en las escrituras de Lao Tzu (Lao Zi, en pinyin, la transcripción fonética del idioma chino). El texto que se da por sentado escrito por Lao-Tse es el Tao Te King (Dao De Jing, en pinyin). Lao Tze, se supone que vivió durante el S. IV. A.C. Tao es un término chino que significa "vía" o "camino". El concepto de Tao, se manifiesta como la idea central del libro Tao-Te-Ching sobre el que se fundamenta el taoísmo. El sentido original del ideograma Tao es "camino". Si bien originariamente, el significado de Tao se refería más concretamente a la conducta humana, Lao-Tsé en el Tao-Te-Ching, le dará un sentido metafísico al término que podría traducirse como la realidad desde la cual todo se origina.

Dalai Lama y la conciencia

Le hacen una pregunta al Dalai Lama: ¿Qué le sorprende más de la humanidad? Responde: -Los hombres, porque pierden la salud para ganar dinero, después pierden dinero para recuperar la salud. Y por pensar ansiosamente en el futuro no disfrutan el presente, por lo que no viven ni el presente ni el futuro. Viven como si no tuviesen que morir nunca y mueren como si nunca hubieran vivido. 19 consejos del Dalai Lama 1. Ten en cuenta que el gran amor y los grandes logros requieren grandes riesgos. 2. Cuando pierdes, no pierdes la lección. 3. Sigue las tres r: respeto a ti mismo, respeto para los otros y responsabilidad sobre todas tus acciones. 4. Recuerda que no conseguir lo que quieres, a veces significa un maravilloso golpe de suerte. 5. Aprende las reglas, así sabrás como romperlas apropiadamente. 6. No permitas que una pequeña disputa destroce una gran amistad. 7. Cuando creas que has cometido un error, haz algo inmediatamente para corregirlo. 8. Ocupa algo de tiempo cada día en estar solo. 9. Abre tus brazos al cambio, pero no te olvides de tus valores. 10. Recuerda que a veces el silencio es la mejor respuesta. 11. Vive una buena y honorable vida, así cuando seas mayor y mires atrás podrás disfrutarla por segunda vez. 12. Una atmósfera amorosa en tu casa es el cimiento para tu vida. 13. En discusiones con alguien querido ocúpate sólo de la situación actual, no saques a relucir el pasado. 14. Comparte tu conocimiento, es una manera de conseguir la inmortalidad. 15. Se considerado con la tierra. 16. Una vez al año ve a algún lugar en el que nunca hayas estado antes. 17. Recuerda que la mejor relación es aquella en la que el amor por cada uno excede la necesidad por el otro. 18. Juzga tu éxito según lo que has sacrificado para conseguirlo. 19. Acércate al amor y a la cocina con osada entrega. Acepta el caos y aceptarás la incertidumbre. Acepta la incertidumbre y aceptarás vivir en posibilidad. Acepta la posibilidad y estarás en potencia de ser.


El cuento sufí de los dos monjes

Cuentan los maestros sufíes que en una ocasión dos monjes tibetanos cruzaban el bosque para llegar a la ciudad. Durante el trayecto, que duraría tres días, pasaron por un río. Ahí encontraron a una mujer que estaba ahogándose. De inmediato, uno de los monjes, el más joven, la ayudó a salir, tomándola en sus brazos y cargándola en sus hombros. Al cruzar, la dejó en las orillas del río. Los monjes siguieron su travesía. Después de horas, el más viejo dijo a su compañero: “¿sabes que has cometido una herejía? Tus votos de castidad no te permiten tocar a una mujer, y tú cargaste a una”. “Maestro -respondió el joven- a esa mujer yo la solté hace ocho horas. El problema con usted es que la sigue cargando”. La moraleja de esta historia nos obliga a preguntarnos: ¿qué tanto peso llevamos cargando en nuestras espaldas? ¿Cuántas personas, cuántas preocupaciones y asuntos sin resolver representan una carga pesada? ¿Cuánto pesa nuestro equipaje?


DR. MASARU EMOTO

El Dr. Masaru Emoto nació en Japón y se graduó en la Yokohama Municipal University y en la Open International University como doctor en medicinas alternativas. Descubrió, a través de su investigación, que tus pensamientos, palabras y sentimientos modifican las moléculas del agua. Por medio de fotografías de alta velocidad, mostró cómo cambian los cristales del agua congelada cuando se proyectan hacia ellos pensamientos específicos y concentrados. Descubrió que el agua que había estado expuesta a palabras amorosas mostraba formas complejas y brillantes, pero que el agua sometida a palabras negativas tenía formas incompletas y asimétricas. Todavía hoy continúa investigando en este campo en el que es pionero. Sus páginas web son: www.masaru-emoto.net y www.hado.net “Por lo que he investigado, creo que el agua marina tiene recuerdos de todas las criaturas que han vivido en el océano y que los glaciares también podrían contener millones de años de la historia del planeta”. El agua rodea al globo, fluye a través de tu cuerpo y se extiende al resto del mundo. Si puedes interpretar la información que contiene la memoria del agua, puedes comprender el cosmos, las maravillas de la naturaleza y la propia vida. La energía es vibración y la vibración es vida. Las palabras son vibraciones. Las palabras, por lo tanto, son vida. Las civilizaciones antiguas sabían que todo comienza con las vibraciones y que eran conscientes de que las vibraciones son vida, luz y sonido. Los humanos crearon las palabras con el propósito de distinguir esos sonidos y compartirlos con otros. Así que el sonido de las palabras es nada menos que un regalo divino de la naturaleza. Los cristales del agua ilustran este divino regalo con sus diseños. El agua es un medio que recibe y comprende incluso las vibraciones más sutiles. El agua capta las vibraciones de manera natural. Incluso cuando estas vibraciones son palabras o letras que representan un lenguaje, el agua nos muestra la energía que contienen en la formación de sus cristales. El agua intenta comunicarnos algo. Las emociones negativas impiden la cristalización del agua. Las emociones positivas permiten que desarrolle preciosas formas hexagonales. El 70% de tu cuerpo es agua. La información que contiene el agua tiene mucho que ver con la formación de tu salud, así como tu actitud hacia el mundo y la actitud del mundo hacia ti. El Dr. Masaru Emoto ha creado unas cartas con las fotografías de los cristales del agua para que los lectores puedan utilizarlas de manera práctica en su vida. Hay 48 cartas divididas en cuatro grupos de 12 cartas. Cartas de salud, de sabiduría, de poder y de la tierra. “Sanación con los cristales del agua”. Masaru Emoto. Editorial EDAF. Nueva Era. La oración del Dr. Masaru Emoto curativa para el Golfo de México. Centrando nuestras energías en respuesta a la tragedia del Golfo y para la curación de las aguas y sus habitantes. "Le envío la energía del amor y gratitud al agua y la vida a todas las criaturas en el Golfo de México y sus alrededores. Para las ballenas, delfines, pelícanos, peces, moluscos, plancton, corales, algas y todas las criaturas vivientes. Lo siento. Por favor, perdóname. Gracias. Te amo." Esta oración es para establecer la intención de amor y de curación, que es tan grande, tan fuerte que puedes hacer un milagro en el Golfo de México. No eres impotente. Eres poderoso. Tu energía unida, hablando esta oración diaria, varias veces al día, literalmente, puede cambiar el equilibrio de la destrucción que está sucediendo. No tienes que saber, sólo tienes que reconocer que el poder del amor es mayor que cualquier potencia activa en el día de hoy.


Arquetipo de La Fuerza

Jodorowsky

Sagrada hija de la fiera verde, soplo que clama por se forma,

sangre que aceita a las espadas, semen del volcán interno,

retiro la máscara del punto vacío, creo en el vientre árboles de

fuego,

introduzco planetas en almendras, reintegro las medusas del celo,

agrego a las cabezas mi diadema, renazco en el cementerio de las

metas,

obtengo la ignorancia de mí misma, que es el conocimiento del

mundo.

Imán de las flechas innacidas, horno donde el lodo se hace aire,

nube que coagula el mármol, no soy la que refleja sino la que es.

Que se convierta en espiral el círculo estancado, que en la tierra se

abra el cielo

y que en cada sexo aniden los mil ritmos hasta formar una argolla,

para que a nadie se le impida casarse con su cara y encontrar en los

ojos

el poder de la semilla. Más allá, al comienzo de todos los senderos,

donde ni siquiera los espejismos mienten, soy la miel que florece

en el cadáver del héroe,

llave que es la suma de todas las entradas, montaña que emprende el vuelo, esperanza reducida a una fecunda

herida.

Si atrapada en la carne no hundo mi aureola en la ausencia, ¿puedo

saber dónde estoy?

Si agredida por el tiempo no promulgo la perla del deseo, ¿puedo

decir que voy?

Si perdida en las espiras de las jerarquías no quiebro la jaula del

yo, ¿puedo afirmar quién soy?

He de vencer al fantasma de la muerte, desintegrar la línea que

limita la vigilia,

invocar en esa frontera fría el advenimiento de un placer sin normas,

descender hacia los demonios que danzan en las cavernas del alma,

surgir del pantano ardiente lanzando el grito de mi primer orgasmo.

Quiero que el suelo se transforme en piel de virgen

para que los pasos sean caricias que fermenten.

Quiero partir las columnas del templo donde duerme

el ángel del hielo que teme convertirse en sangre.

Quiero ser el loto que se eleva hacia el firmamento

arrastrando como cauda al pantano que lo engendra

para llegar ahí donde las apariencias se hacen carne

y sea yo el hocico por donde emerge el aliento.

¿En qué misterio de mi nervio se forma el caos que te aterra?

¿Dejarás cabalgar mis caballos por tu celador intelecto?

¿Domarás por fin al clon que vomita un mar de sueños?

¿Serás la flecha que perfora al blanco y lo insemina?

¿Serás el cáliz donde brilla el pan de fuego y el vino que lo engendra?

¿Serás la alfombra de flores en el camino de calvario?

¿Serás el témpano que se disuelve en estrellas que copulan?

¿Demolerás catedrales para exhumar el huevo donde yace un Mesías?

¿Sumergirás a Dios en las tinieblas para hacerlo halo de mi pubis?

Cruza la puerta, oye el rugido de la primavera,

que la solitaria fuente de las ilusiones

acceda a florecer en astros verdaderos

porque soy aquella que nace de la tierra

y sin embargo diferente de la tierra,

aquella que las tinieblas no conocen

aunque su cuerpo sea de pura sombra,

aquella que en el magma es una lámpara

y en la blanca cima el fondo de un abismo.

¿Puedes ahora recordarme? Soy tu madre,

la imperecedera fuerza a la que llamas alma

La glándula pituitaria


Hasta aquí has trabajado en el sí mismo, y es la glándula pituitaria y el centreo energético coronilla lo que despierta al sí mismo en el absoluto.

El conocimiento interior transforma no sólo el cuerpo sino la visión hacia el exterior. La glándula pituitaria como directora de las glándulas es la más consciente de todas. Tiene mucha influencia en el sistema nervioso central y en el cerebro. El tener conciencia cósmica es la integración de todos los centros energéticos, conciencia pura donde se integran las polaridades. Supraconciencia que une lo lunar y lo solar. Conciencia trascendental. Vacuidad después de la ecuanimidad. El vacío como fundamento de la posibilidad. El vacío como mundo de la incertidumbre.

¿Con qué llenarlo?

¿Cuáles son las posibilidades de pasar por el vacío y no de quedarse en él?

¿Transitar sin tener donde llegar, sintiendo paz?

La glándula pituitaria, directora de orquesta. ¿Integración del dharma y del karma?

Entradas Recientes

Ver todo

Vocación Sanadora Encuentro #5 - El Estado Mental

La mente es como el mar…¿Por qué el mar es tan grande? Porque humildemente se ubica por debajo de los ríos aprendiendo a recibir. Carta al Distraído Por Bernardo Nante Escribir una carta al distraído

ความคิดเห็น


bottom of page